Delphos – Tras La Marea (2018)

“Tras la marea” es el nuevo disco de Delphos [Diego de Benito (guitarra), Alonso Gimeno (guitarra), Manuel Mellado (voz y teclados), Julián J. Sánchez-Chaparro (batería) y Guillermo Suárez (bajo)]. Un grupo madrileño que hace tres años empezó con la idea de grabar su primer LP, hoy tenemos el fruto de su trabajo por fin terminado. Como ellos mismos dicen en su página de crowdfunding en Verkami: “Tras la marea” es una revisión del camino tomado. Es la visión de lo que estos tres años han dejado en nosotros y cómo, al final del camino, hemos aprendido que el tiempo endurece.

Cada canción tiene detalles diferentes e iguales basados en la idea del título del disco. Una idea al estilo clásico en el que un nombre de un LP nos da una referencia sobre cómo será en adelante todo. Con este concepto comienza el disco con “La playa”. Hacen una presentación de una idea plasmada en el título del LP, como decíamos. En adelante encontraremos “Guerra y paz” y “Porcelana”. Dos canciones muy parecidas en torno a la distorsión de guitarras y ritmos rápidos.

Llaman la atención las voces por el efecto metálico pasado por un filtro, algo difíciles de escuchar y entender pero a la vez muy limpias y claras. Los coros de las canciones en ocasiones siguen el estilo del clásico punk con, literalmente, gritos. No hay tecnicismo vocal para ello. Pero también se dan coros de armonías perfectas. La mezcla que realizan en “Tras la marea” no resulta, pese a esto, en absoluto caótica. Mezclan perfectamente todo y en cada canción realizan cosas diferentes para no abrumar el oído, de eso ya se encarga la extrema distorsión.

“Aquel viaje” nos da la clave para adivinar las canciones de Delphos hasta este punto del disco Nada más empezar a cantar Manuel Mellado dice “mismo ritmo, distinta tonalidad” como  parte de la letra. Bueno, pues eso viene siendo estas primeras canciones. A partir de esta canción la cosa cambia. El ritmo se vuelve lento en “A la deriva”, como si de verdad nos llevasen las olas por el mar sin ningún rumbo, dejándonos mecer y sintiendo el agobio de no saber dónde vamos o si habrá alguien al otro lado esperando. “A la deriva” se hila perfectamente con la siguiente, “La ciudad”, como en el disco de Tool, “Lateralus”. Muy buen trabajo con estas dos canciones. Si no estás atento no escuchas el corte entre una y otra.

De nuevo con “Ananké” se vuelve a escuchar un corte, un retroceso en la historia. Una vuelta al ritmo rápido. Una canción muy relacionada con las otras dos por la sensación que te hace tener, parece que el conjunto de la música te rodea por todos los efectos que tiene. Los coros son magníficos, de pronto te sorprenden con unos graves. Te rompen en comparación con los coros anteriores. A partir de aquí el coro melódico va a menos para dejar paso a estos nuevos con los que empezará la siguiente canción, “Calima”.

En general, este disco está muy bien encadenado. Los efectos se van sucediendo y sustituyendo, los ritmos se van cambiando y las tonalidades modulando para ir pasando de una canción a otra como una onda en esta marea de disco. “Siempreviva” es la más diferente a todas las anteriores. Los ritmos son cortantes y seguidos con muchos stacattos mientras que los demás instrumentos se complementan con acordes largos y un ligero toque “español”. Algo nuevo es la voz femenina que le da un toque diferente y elegante como contraposición a las otras dos voces masculinas. Son tres voces totalmente distintas que saben formar un conjunto.

Los puntos suspensivos “…”, la canción que me hizo pensar. En primer lugar, por ese nombre, no sabía si me faltaba una canción o a ellos se les había olvidado ponerle uno. Bueno, todos tenemos nuestras desconexiones mentales algunos días, hoy me tocó a mí con algo tan sencillo. Un título muy original desde luego para la canción más stoner y metal de todo el disco. De nuevo, como decíamos, unos efectos se mezclan para dar paso a otros. Aquí tenemos parte de la canción anterior más nuevos detalles. El coro de estilo gutural es la voz principal en un primer momento para más tarde dejar de nuevo paso a las voces melódicas. Incluso a esta canción yo le dotaría de estilo ligeramente de death melódico por ese componente de la voz limpia y a la vez semigutural de los coros, con cuerdas y riffs muy marcados y duros, y por supuesto el teclado, el cual Delphos tiene entre sus instrumentos. Para finalizar Delphos hace un outro con instrumental sin efectos muy agresivos sino más bien algo minimalista y repetitivo para dejarnos con esa sensación de pérdida y desorientación de la cual hablan en todas sus letras.

Sonia Jiménez Carrillo

Delphos (Julián J. Sánchez-Chaparro, Guillermo Suárez, Manuel Mellado, Diego De Benito & Alonso Gimeno)

Lo mejor: Siendo la primera grabación de Delphos es un disco perfecto.

Lo peor: Si ponemos una pega quizás es que la distorsión no permite que los demás instrumentos de la formación se escuchen ni tengan tanta presencia como deberían.

Delphos “Tras La Marea” (Autoeditado)

  1. La playa
  2. Guerra y paz
  3. Porcelana
  4. Aquel viaje
  5. En la deriva
  6. La ciudad
  7. Ananké
  8. Calima
  9. Siempreviva
  10. Prontuario

The following two tabs change content below.

rock4spain

La página que te mantiene al día de la información referente al mejor rock nacional e internacional.

Deja un comentario