Incubus – 8 (2017)

Incubus son unos veteranos ya en esto de la música. “8”, como no podía ser de otra forma, es el octavo disco de la banda californiana y en él retoman el pulso al rock alternativo tan particular que los catapultó al estrellato en el cambio de milenio. Incubus son de esas bandas de las que piensas “sus mejores discos ya los han hecho y no van a sacar nada que los supere”, y es verdad, pero al menos en “8” han intentado recuperar algo de ese sonido añejo y nos entregan un trabajo interesante. Su último LP data de 2011; “If Not Now, When?” provocó una gran división de opiniones, aunque la mayoría de sus seguidores nos sentimos decepcionados por aquel trabajo tan pop. El disco se veía trabajado, con momentos elegantes y minimalistas, pero muy lejano a los Incubus clásicos. En 2015 publicaron su EP “Trust Fall (Side A)” en el que ya mostraban sus intenciones de recuperar la presencia de guitarras distorsionadas y cuando preparaban la segunda parte de ese EP, se dieron cuenta de la cantidad de composiciones que tenían en la libreta, cambiaron de opinión y decidieron sacar un disco de larga duración.

Que nadie se engañe, tampoco es que “8” se acerque a “Make Yourself” o “Morning View”, pero en este segundo trabajo con Island Records, y bajo la producción de Dave Sardy (Slayer, Helmet, Marilyn Manson…) y Skrillex, Incubus nos entregan temazos con gancho y cierta rabia punk como “No Fun” y “Nimble Bastard” con los que arranca el álbum y que son de lo mejor que nos vamos a encontrar en el mismo. La balada “Loneliest” también cumple con las expectativas y “Familar Faces” recuerda al sonido de antaño, pudiendo encajar en “Light Grenades” perfectamente. “Love in a Time of Surveillance” es otro tema destacado, con una intro de guitarra contundente que esconde un cierto aire sureño y pasajes más funk-rock que me recuerdan a Red Hot Chili Peppers. La banda californiana da rienda suelta a su imaginación en “Make No Sound In The Digital Forest”, un tema instrumental de tres minutos y medio en el que exploran sin complejos terrenos más cercanos al post-rock y a la psicodelia, y es que parece que lo mejor del álbum lo han reservado para el comienzo y para el final del mismo. El cierre del disco, “Throw out the Map”, también está entre lo mejor del álbum. ¿Y entre medias?, pues nos encontramos con bastantes temas de relleno y un poco mediocres para la capacidad compositiva que sabemos que tienen Brandon Boyd, Mike Einziger y compañía, y dejaremos al margen la ida de olla que supone ese interludio de un minuto que es “When I Became a Man”…

Incubus (José Pasillas, Chris Kilmore, Mike Einziger, Brandon Boyd & Ben Kenney)

Lo mejor: Todavía son capaces de crear buenos temas y un disco disfrutable.

Lo peor: Los días de gloria de Incubus quedan lejos y aunque con “8” intenten recuperarlos, se han quedado a medio camino.

Incubus “8” (Island Records)

1. No Fun
2. Nimble Bastard
3. State of the Art
4. Glitterbomb
5. Undefeated
6. Loneliest
7. When I Became a Man
8. Familiar Faces
9. Love in a Time of Surveillance
10. Make No Sound in the Digital Forest
11. Throw Out the Map

The following two tabs change content below.
Fundador y director de Rock4Spain. Funcionario del rock & roll. Tras aparcar sus proyectos musicales propios y con la experiencia que le dan varios años de colaboración como redactor en cylcultural.org decide lanzarse a esta empresa.

Latest posts by David González (see all)

Deja un comentario