Moose Blood – I Don’t Think I Can Do This Anymore (2018)

“I Don’t Think I Can Do This Anymore”, o lo que es lo mismo, el tercer disco de estudio de los británicos Moose Blood, salió a la venta el pasado 9 de marzo de la mano de Hopeless Records, y si eres seguidor de la banda, no te defraudará.

Cuando hablamos de emo, enseguida surgen los prejuicios. Muchos tienen grabada a fuego esa imagen de largos flequillos planchados que tapan media cara, maquillaje pálido y ropas negras. Ojo, hay muchos grupos que con esa denostada estética han parido auténticos discazos que han pasado (o deberían) a la posteridad, pero sí que es verdad que hace unos años se saturó la escena y esto propició que ésta se caricaturizase. Sin embargo, el origen del emocore (emotional hardcore) se remonta a finales de los 80′ y se popularizó a mediados de los años 90 con la época de esplendor de Sunny Day Real State, American Football o Jimmy Eat World, y es de ahí de donde beben Moose Blood. De ese sonido que marca la línea entre un pop-punk de melodías alegres con un rock alternativo profundo e introspectivo. En “I Don’t Think I Can Do This Anymore” tenemos la suficiente variedad sonora como para no aburrirnos y que éste no sea solo un disco más del género.

Arranca el disco con fuerza con “Have I Told You Enough” y “Talk In Your Sleep”, los dos primeros singles del álbum. Dos temas directos, rápidos, con ese aire de hardcore melódico que entra a la primera escucha. Brewerton habló sobre lo que quería que fuera el álbum para los fans, comentando que “queremos que las personas tomen de este disco lo que necesiten para sus vidas”, lo que podría resumir bien el conjunto del LP. En esta línea alegre y positiva tenemos cortes como “Pull Me From The Floor” o “Such A Shame”, mientras que por el lado más melancólico e íntimo podemos encontrar temas como el breve “You Left In The Worst Way” que me recuerda a la intro de “Miss You” de Blink-182, la balada acústica “Walk All Day With You” o los medios tiempos “All The Time” y “Promise Me”, en el cual tienen la habilidad de meter un puente de marcado rollo post-rock en el último tercio de la canción intercalado entre esos estribillos edulcorados marca de la casa. Entre todo el conjunto, heterogéneo pero bien cohesionado que es este tercer álbum de la banda de Canterbury, destacan especialmente dos temas, estratégicamente colacados en el centro y el final del mismo. En el ecuador nos encontramos con “Can We Stay Like This”, un temazo con unos riffs melódicos de guitarra y una batería penetrante donde se luce el nuevo miembro del combo Lee Munday, y un Eddy Brewerton que se deja la piel en un estribillo que te da un vuelco al corazón. Y el colofón es “It’s Too Much”; emotiva e impulsiva, y basada en un sencillo arpegio de guitarra que te llega a las entrañas, supone una de las mejores canciones que he escuchado últimamente y muestra el talento de una banda que ajena a las modas, factura un pop-rock emocional de marcada influencia noventera que no deja de ganar adeptos, y no me extraña…

Moose Blood (Mark E. Osbourne, Eddy Brewerton, Lee Munday & Kyle Todd)

Lo mejor: Mientras que hay muchos grupos que aunque sigan sacando buenos discos, sabes que lo mejor ya lo han hecho, Moose Blood se superan en cada nueva entrega y en “I Don’t Think I Can Do This Anymore” nos regalan una obra maestra de emocore atemporal.

Lo peor: Más cortes de la profundidad del sublime “It’s Too Much” serían de agradecer.

Moose Blood “I Don’t Think I Can Do This Anymore” (Hopeless Records)

1. Have I Told You Enough
2. Talk In Your Sleep
3. Just Outside
4. You Left In The Worst Way
5. All The Time
6. Can We Stay Like This
7. Pull Me From The Floor
8. Walk All Day With You
9. Such A Shame
10. Promise Me
11. It’s Too Much 

The following two tabs change content below.
Fundador y director de Rock4Spain. Funcionario del rock & roll. Tras aparcar sus proyectos musicales propios y con la experiencia que le dan varios años de colaboración como redactor en cylcultural.org decide lanzarse a esta empresa.

Deja un comentario