Sealed Room – Obsero (2017)

Novedad, lo que se dice novedad, no es el disco que os traemos hoy en esa crítica, pero nunca es tarde si la dicha es buena, y ya que estos chicos de los alrededores de Bilbao nos hicieron llegar su nuevo disco hace un par de meses nos hemos puesto manos a la obra para diseccionarlo un poco para vosotros. Si no los conoces no esperes más a sumergirte en su mundo, merece la pena…

Sealed Room se apoyaron en una campaña de Verkami para la edición de éste su segundo trabajo discográfico, un «Obsero» compuesto de seis temas tan contundentes como delicados que tras ser grabados, producidos y masterizados por Xanpe (batería y miembro fundador de PiLT) en Koba Estudio, vieron la luz en 2017 constituyendo una prueba más de que algo grande se está cociendo en el underground nacional, siempre tan vilipendiado. Yo conocí a la banda en el concierto del año pasado en el que acompañaron a Ethan en Madrid y esa gran impresión que me causaron en directo se ha visto reforzada con la experiencia de escuchar en casa este trabajo, llamémoslo álbum, llamémoslo EP, que tiene una gran personalidad y ahonda en los matices que bajo una aparente sencillez están perfectamente diseñados para evocar sensaciones.

«Etéreo» muestra bien a las claras esa sempiterna influencia de Sôber en los grupos de metal melódico de nuestro país, y no lo digo como una crítica negativa. Está muy lograda la atmósfera que logran en un corte oscuro y luminoso a la vez. El registro limpio y teatral de Iñigo Cano transmite tanta fuerza como melosidad y va a ser la nota dominante que se mantenga en todo el redondo. La guitarra hace un gran trabajo en “Rocas”, desde el arpegio inicial con aromas a Héroes Del Silencio hasta los riffs metálicos que sirven de estructura a un tema cuyo estribillo con ese «dame fuerzas para que hoy no sea un día normal…» me parece genial. “Mi Oscuridad” es el single en potencia del álbum. Es versátil, dinámico y con mucho gancho, se podría decir que incluso bailable, y eso sin dejar de ser profundo, muy en la línea de otra de sus bandas de referencia: Skunk D.F. En una línea similar tendríamos un «Volcán» que aúna contundencia con profundidad y misticismo. Entre medias se nos cuela otro corte destacado como es «Naufragaré», quizá el más progresivo que nos encontramos aquí, con unos desarrollos y unas atmósferas que me llevan a pensar en los valencianos Morgana vs Morgana. Entiéndanse todas estas referencias para poner en situación a los que aún no han tenido la suerte de toparse con la música de Sealed Room, pero huelga decir que una vez que lo hagan serán capaces de percibir el estilo propio de una banda que en «Obsero» han desarrollado el sello personal que ya dejaban entrever en su debut «La Libertad De Los Sueños» (2011) y que aquí han plasmado con mayor elocuencia y madurez. El broche final lo pone «Sonríe», un tema enérgico y optimista que cierra un disco corto pero intenso que no debería pasar desapercibido.

Sealed Room (Iñigo Cano, David Laya, Txema Guarotxena & Mikel Cano)

Lo mejor: Un trabajo compacto y elaborado, rico en matices y con mucha personalidad, perfecto para los que les gusta el rock-metal de carácter emocional y difícil de encasillar.

Lo peor: Su brevedad.

Sealed Room «Obsero» (Autoeditado)

1. Etéreo
2. Rocas 
3. Mi Oscuridad
4. Naufragaré
5. Volcán
6. Sonríe

The following two tabs change content below.
Fundador y director de Rock4Spain. Funcionario del rock & roll. Tras aparcar sus proyectos musicales propios y con la experiencia que le dan varios años de colaboración como redactor en cylcultural.org decide lanzarse a esta empresa.

Deja un comentario