Stone Temple Pilots – Stone Temple Pilots (2018)

“Stone Temple Pilots” es el séptimo álbum de estudio de la banda de San Diego. Curiosamente, se trata del segundo álbum homónimo de la banda y además consecutivo. Si el “Stone Temple Pilots” de 2010 fue el último con Scott Weiland como vocalista, éste es el primero con el nuevo cantante, Jeff Gutt. Primer LP en 8 años, entre los cuales medió el EPHigh Rise” con Chester Bennington al frente. Si algo hay que alabar de la banda es el empecinamiento de los hermanos DeLeo y de Eric Kretzen en seguir adelante con el proyecto pese a todas las piedras que la vida les ha puesto en el camino, y cómo no, la valentía de Jeff Gutt a la hora de hacerse con un micrófono que parece maldito. El ex participante del Factor X americano se ve que no es supersticioso y se presentó a las audiciones que la sección instrumental del grupo hizo para buscar nuevo cantante, y resultó agraciado. ¿Quién le iba a decir a ese concursante de uno de esos controvertidos karaokes televisados que iba a estar al frente de una de las bandas más míticas de los 90′? Pues seguramente nadie, pero su elección no podemos más que calificarla como de acertadísima. 

Seré sincero, Stone Temple Pilots siempre me ha parecido un grupo muy interesante y ha estado en mi radar, pero nunca me ha llegado realmente a enamorar. Tienen grandes canciones ¿quién no va a apreciar la calidad de “Vasoline” o “Plush”? pero les faltaba ese algo que hiciera que me enganchará perdidamente a ellos como si lo han hecho otros coetáneos suyos como Alice In Chains, Nirvana o The Smashing Pumpkins. La relación del resto de miembros con Scott Weiland siempre fue controvertida, y después de su expulsión de la banda y de su trágica muerte, así como la de Chester Bennington dos años después – con el que habían intentado sustituirle aunque cuando falleció ya no formaba parte de la misma – podría hacer pensar que iban a tirar la toalla y poner punto final al grupo. No fue así, y la perseverancia ha dado sus frutos. Con Jeff Gutt, Stone Temple Pilots ha recuperado su esplendor. Si cierras los ojos y escuchas este nuevo disco sin saber toda la historia por todos conocida podrías pensar que se trata de un disco de rarezas del 95′, eso sí, con un sonido impoluto. Gutt tiene la misma textura en su voz que Weiland, capaz de pasar en un instante del rugido al susurro, conjugando sensualidad y locura en el mejor de los sentidos. Eric Kretzen aporrea la batería con la misma energía que cuando tenía veintitantos años, sincopándose con un inspirado Robert DeLeo al bajo. Ya desde el arranque con “Middle Of Nowhere” y “Guilty” nos damos cuenta de que no van de farol y siguen capacitados para cascarse temas directos, dignos de la época dorada del grunge. ¿Y qué decir de “Medow”? En noviembre del año pasado lo publicaron como primer single y sabían bien lo que hacían. Con las hipnotizantes guitarras de Dean DeLeo y un estribillo adictivo consiguieron atraer la atención de muchos que, como yo, ya no esperaban nada de ellos… “Just A Little Lie” muestra una cara algo más suave y también bastante más oscura, auténticamente grunge podríamos decir, en la que destaca también el solo de guitarra en la línea de los mejores Queens Of The Stone Age.  En cuanto a los sonidos alegres sobresalen “Roll Me Under” y “Never Enough” como dos cortes muy hardrockeros – una faceta de la que siempre han hecho gala – y “Good Shoes” como un tema de auténtico rock & roll. Serán imbatibles en directo. Pero si algo hay que destacar de este álbum, a mi entender, son las baladas: “Thought She’d Be Mine” es esa canción que recuerda a los Foo Fighters cuando Dave Grohl quiere ser Paul McCartney, y “The Art Of Letting Go” es simplemente una obra maestra, una balada que pone la piel de gallina y que puedes reproducir en bucle sin llegar a cansarte.

En definitiva, “Stone Temple Pilots” es un disco muy completo y cohesionado. Los hermanos DeLeo se han encargado de la producción y la verdad es que se han lucido, no hay detalle que hayan dejado al azar y el sonido está a la altura de unas composiciones que sorprenden por su frescura y en las que la voz de Jeff Gutt encaja como anillo al dedo.

Stone Temple Pilots (Dean DeLeo, Jeff Gutt, Eric Kretz & Robert DeLeo)

Lo mejor: Cual Ave Fénix han renacido de sus cenizas con uno de los mejores discos de su carrera. “Medow” y “The Art Of Letting Go” son la mejor muestra, cada una en su estilo, de que han vuelto para quedarse. Un gran álbum que suena tan noventero como actual.

Lo peor: Los nostálgicos de la época dorada del grupo que ya los habían dado por perdido, puede que no le den una oportunidad a “Stone Temple Pilots”. Ellos sabrán…

Stone Temple Pilots “Stone Temple Pilots” (Atlantic Records)

01. Middle Of Nowhere
02. Guilty
03. Meadow
04. Just A Little Lie
05. Six Eight
06. Thought She’d Be Mine
07. Roll Me Under
08. Never Enough
09. The Art Of Letting Go
10. Finest Hour
11. Good Shoes
12. Reds & Blues

The following two tabs change content below.
Fundador y director de Rock4Spain. Funcionario del rock & roll. Tras aparcar sus proyectos musicales propios y con la experiencia que le dan varios años de colaboración como redactor en cylcultural.org decide lanzarse a esta empresa.

Deja un comentario