The Protest – Legacy (2018)

Hoy se cumple un mes del lanzamiento del tercer disco de estudio de The Protest. Estos exponentes del rock cristiano de nuevo cuño se marcan con “Legacy”, su primer trabajo publicado con Rockfest Records, un pelotazo de hard rock metalizado con el que se alejan un poco de esa influencia de Avenged Sevenfold tan marcada en su anterior álbum, el espléndido “Great Lengths” de 2014.

A pesar de que provienen de zonas rurales de Indiana, más conocidos por los campos de maíz que por tener una escena musical de hard rock y metal, los miembros de The Protest han adoptado esa ética laboral estadounidense y han utilizado su talento, empuje y determinación para llevar su música a una audiencia global. La energía positiva que desprenden los shows de la banda se exhibe en su nuevo álbum, “Legacy”, que tiene la habilidad de combinar fuerza, melodías alegres y un mensaje profundo centrado en la superación. 

La introducción con aires de metal sureño del tema de apertura, “Valor”, deja paso a un estribillo pegadizo e inspirador que redondea un tema que inspira a levantarse y defender valientemente a Dios. Es una gran apertura para el álbum y alerta al oyente de lo que está por venir. En esta primera parte del álbum tenemos otros tres temas que comparten estructura y filosofía. El primer single del álbum, “What Else Ya Got” es un himno de rock motivador. Al igual que la mayoría de los singles, esta canción tiene un sonido muy amigable para la radio que logra destacarse gracias a un estupendo solo de guitarra. “Knockout” tiene un arranque metalero demoledor, pero enseguida bajan las revoluciones en beneficio de la accesibilidad, y si bien tiene bastantes elementos que nos recuerdan a Demon Hunter, también podría colar por un tema del nuevo disco de Bullet For My Valentine. Algo que igualmente se podría decir del corte que le sucede, “Straight From The Barrel”. El álbum llega a un punto de inflexión en su ecuador. “Take My Heart” es una de las canciones más suaves del álbum y también una de las más personales. La melodía vocal es creativa y sincera, con un Josh “Shred” Bramlett pidiendo a Cristo en el estribillo “Toma mi corazón antes de que se desmorone”. Es una especie de medio tiempo, un hit en potencia que da paso a una segunda parte del álbum más metálica y similar a lo que conocíamos anteriormente de este joven cuarteto nacido en las afueras de Indianapolis. “Noise Revolution” comienza comedida en las estrofas tras un riff inicial prometedor, pero rápidamente estalla en un estribillo optimista y pegadizo, con elementos electrónicos sutiles para enfatizar la llamada a la acción y elevar con valentía la voz hacia El Altísimo, suplicando comenzar una revolución contra los que tratan de oprimir esa libertad religiosa. “Legacy” es el tema que da título al álbum, y es curioso porque no es el que mejor representa lo que nos encontramos en él, al menos en el aspecto sonoro. Este tema es muy pesado y bastante hardcore. Algo parecido podríamos decir de “To The Death”, un tema rabioso y hardcoreta que, eso sí, cuenta con un estribillo redondo que lo convierte en uno de los temas más destacados del disco. Entre ambos tenemos un “Stitched” que alterna la potencia de las estrofas con la melodiosidad de unos estribillos casi pop. Y para cerrar el álbum, uno de los platos fuertes: “Bad Self / Ascension” se basa en un creativo riff de guitarra – uno de los mejores del disco – y se arma entorno a unos sutiles sintetizadores y unas voces potentes que cohesionan la canción. Gran trabajo aquí de Adam “Sarge” Sadler y TJ “Texas Two Step” Colwell a las guitarras, culminado por un épico solo de guitarra que finaliza de una forma un tanto abrupta cuando la canción pedía algo más.

En definitiva, tenemos en “Legacy” un trabajo donde la mezcla y producción es de primera clase. Las guitarras tienen mucha mordiente y los solos son de muy buen gusto. Las baterías de Jarob “Animal” Bramlett suenan nítidas, potentes y envolventes. Y el trabajo de Josh “Shred” Bramlett a las voces es notable. Rockfest Records es una discográfica pequeña, pero realmente saben lo que hacen cuando se trata de producción. El nuevo disco de The Protest tiene gancho y un gran sonido pero, todo hay que decirlo, pierde fuerza respecto a sus predecesores. Su objetivo es “traer un poco de esperanza y redención al mundo del rock & roll” y espero que lo consigan, pero que tampoco se desvíen…

The Protest (Jarob Bramlett, TJ Colwell, Adam Sadler & Josh Bramlett)

Lo mejor: “Legacy” tiene pegada y un sonido fresco y pegadizo que puede ganar muchos adeptos para la causa.

Lo peor: The Protest han perdido fuerza respecto a sus trabajos anteriores.

The Protest “Legacy” (Rockfest Records / Sony)

  1. Valor
  2. What Else Ya Got
  3. Knockout
  4. Straight From The Barrel
  5. Take My Heart
  6. Noise Revolution
  7. Legacy
  8. Stitched
  9. To The Death
  10. Bad Self/Ascension

The following two tabs change content below.
Fundador y director de Rock4Spain. Funcionario del rock & roll. Tras aparcar sus proyectos musicales propios y con la experiencia que le dan varios años de colaboración como redactor en cylcultural.org decide lanzarse a esta empresa.

Latest posts by David González (see all)

Deja un comentario