The Temperance Movement – A Deeper Cut (2018)

“A Deeper Cut” es el tercer disco de estudio de los británicos The Temperance Movement, un trabajo en el que vuelven a demostrar que se puede ser clásicos sin ser rancios, y frescos sin ser modernosos. Grabado en los Monnow Valley Studios, y producido conjuntamente por Sam Miller y la propia banda, tenemos en “A Deeper Cut” un manual de blues-rock contemporáneo.

Tras su impactante irrupción en la escena en la que en pocos años colocaron sus dos primeros álbumes en el Top 20 británico (“The Temperance Movement” en el 2013 y “White Bear” en 2016) y recorrieron el mundo compartiendo escenario con gigantes como los Rolling Stones o Ray Davies, lo han vuelto a hacer y se han sacado de la manga un nuevo álbum de gran calidad, en el que nos presentan doce nuevos temas que se basan en las experiencias recientes de la banda y muestran sus mejoradas habilidades para escribir canciones. Desde el momento en que “Caught In The Middle” activa el LP, sabes que este álbum va a ser algo especial. Infeccioso e instantáneamente memorable, continúa donde lo dejó “White Bear”, con un sonido que inevitablemente nos lleva a pensar en The Black Keys o The White Stripes. “Built-In Forgetter” y “Love And Devotion” continúan con la marca registrada de The Temperance Movement, un rock vibrante y pegadizo con aromas más clásicos que, sobre todo en los estribillos, me recuerdan a la Creedence Clearwater Revival. En el cuarto corte, el que da título al álbum, tenemos una preciosa balada que se encuentra entre mis canciones favoritas de la banda, con un coro de ensueño y un final in crescendo en la línea de los viejos y elegantes Coldplay. El sonido más tranquilo y nostálgico permite que el talentoso vocalista Phil Campbell brille intensamente, como también podemos apreciar más tarde en “Children”. En el ecuador del álbum tenemos los momentos más típicamente blues, el single “Backwater Zoo” inspirado por la hija de Campbell y que también incorpora toques funky, y “Another Spiral”, una balada bluesera en la que se aprecian reminiscencias del folk-rock de gente como el irlandés Damien Rice. “Beast Nation” y “Higher Than The Sun” son temas eminentemente tranquilos que encapsulan el sonido distintivo de la banda, conteniendo unos delicados pero cortantes riffs de guitarra en los que Paul Sayer deja su sello, mientras que “The Way It Was And The Way It Is Now” recoge la herencia de Joe Cocker en lo que es un gran tema de blues-rock con toques soul. 

El final del álbum no tiene desperdicio: “There’s Still Time” es una canción apasionada y elegante, sostenida sobre unos elegantes teclados, dando paso a “The Wonders We’ve Seen”, el tema de cierre de “A Deeper Cut” en el que continúan con el ambiente íntimo que fluye a lo largo del álbum, una obra en la que The Temperance Movement demuestran que están en plena forma y no quieren ser un hype.

The Temperance Movement (Matt White, Nick Fyffe, Simon Lea, Phil Campbell & Paul Sayer)

Lo mejor: The Temperance Movement se destapan en su tercer álbum con un disco de ROCK con mayúsculas, atemporal, donde se funden con naturalidad el blues, el hard-rock y el rock sureño norteamericano, pero siempre con ese enfoque melancólico que les aporta su origen escocés.

Lo peor: Pocas pegas se le pueden poner a este álbum. Quizá la falta de garra de alguno de los temas más rockeros debido al exceso de pulcritud en la producción. 

The Temperance Movement “A Deeper Cut” (Earache Records)

1. Caught In The Middle
2. Built-In Forgetter
3. Love And Devotion
4. A Deeper Cut
5. Backwater Zoo
6. Another Spiral
7. Beast Nation
8. The Way It Was And The Way It Is Now
9. Higher Than The Sun
10. Children
11. There’s Still Time
​12. The Wonders We’ve Seen

The following two tabs change content below.
Fundador y director de Rock4Spain. Funcionario del rock & roll. Tras aparcar sus proyectos musicales propios y con la experiencia que le dan varios años de colaboración como redactor en cylcultural.org decide lanzarse a esta empresa.

Deja un comentario