Megara (Teatro Barceló, 2 de marzo, Madrid)

Y llegó el día. Los fans de Megara desafiaron al frío y la lluvia para acudir al evento que llevaban tanto tiempo esperando, aquel en el que la banda madrileña ha echado el resto para presentar su nuevo disco “Aquí Todos Estamos Locos” con una producción de lo más pomposa…

Ya desde la “Tea Party” con la que la banda recibía a la prensa hora y media antes de empezar el concierto, acompañados de La Reina Blanca, el Sombrerero Loco, el Conejo Blanco, Tweedledum y Tweedledee, y demás parafernalia relacionada con Alicia En El País De Las Maravillas, nos dábamos cuenta de que no estábamos ante un concierto más. Si por algo se caracteriza Megara es por su ambición y su falta de complejos a la hora de ofrecer algo más que música en sus conciertos, y esta vez no podía ser menos.

A las 21:15 de la noche y con un Teatro Barceló que había colgado el cartel de sold out apareció en escena el cuarteto madrileño para ofrecer su repertorio y varias sorpresas que fueron desgranando a lo largo de una hora y media de actuación. Tras irrumpir en escena con dos de los temas más potentes de su nuevo disco como “Esclava Del Aire” y “Enredados” hicieron su primera parada en “Siete” con “Vivo De Rodillas”. Hasta ese momento teníamos serías dificultades para escuchar la voz de Kenzy que era prácticamente imperceptible. Si bien a lo largo de la actuación fue mejorando la ecualización, nunca estuvo al nivel que requería la ocasión. Como intro para “Involución” utilizaron el vídeo del discurso de Charles Chaplin en El Gran Dictador, como si de un concierto de Estirpe se tratara, para remarcar el ambiente apocalíptico que rodea a esta canción, una de las más destacadas de “Aquí Todos Estamos Locos”. Kenzy se colgó la guitarra para interpretar el bello medio tiempo que es “Cuenta Atrás” y “Alas” (adaptación del “Wings” de Birdy), paso previo a la primera versión inesperada de la noche. Recordando que The Pretty Reckless tocaron en el mismo escenario hace cosa de un año y que esa es la banda gracias a la cual comenzó junto a Rober (el guitarrista) la aventura de Megara, el cuarteto versionó “Make Me Wanna Die”, uno de los temas más destacados del álbum debut de la banda liderada por Taylor Momsen. Lamentablemente, los problemas técnicos deslucieron una actuación en la que la banda y su equipo se ve que han invertido mucho esfuerzo. Se acabó la pila de la petaca de Kenzy y se necesitó de la ayuda de un buen samaritano del público que cedió una para que pudiera continuar la actuación. Al grito de “¡pilas! ¡pilas!” entre el público, Rober bromeó diciendo que su próxima canción se titulará “Pilas”. También Pol tuvo problemas con las programaciones cuando estaba preparando la base sobre la cual iba a hacer su solo de batería. Después de varios intentos, y arengado por un público totalmente entregado a la causa, logró que sonará la reproducción en la que se mezclaban entre otros, temas tan dispares como “Bad Romance” de Lady Gaga, “Du Hast” de Rammstein o el “Gagman Style”, algo que a mi me sobró, así como la batucada que no me parece venir a cuento en un concierto de rock. No obstante, cabe destacar la valentía de la banda que trata de sorprender con sus representaciones sin miedo al qué dirán y tratando de disfrutar de su música bañada en negro y fucsia. 

En su puesta en escena se ve la influencia de bandas como In This Moment, y es que como si fuera Maria Brink, Kenzy se marca una coreografía rodeada de bailarines enmascarados para versionar el “Toxic” de Britney Spears. ¿Por qué habrá tantas bandas de rock/metal que versionan este tema? Y aprovechando el momento tributo, descargaron su cover españolizada del “Billie Jean” del rey del pop. Kenzy se mostró como un animal de escenario cuando precisamente bajó de él para cantar entre la multitud enfervorecida ya en la parte final de la velada. A lo largo de la misma, la base rítmica de Pol a la batería y Pablo a las cuatro cuerdas sonó con rotundidad mientras se echaba de menos algo más de potencia en las guitarras de Rober y cómo no, en el micro de una vocalista que lo daba todo por agradar a los seguidores de la banda. “Más Que Una Leyenda” y los temas de su álbum debut “Héroes” y “Seis” pusieron definitivamente la sala patas arriba justo antes de bajar el telón y retirarse para unos bises de lo más especiales.

Cuando un par de minutos después se levanta el telón, aparece la banda sentada en la mesa al modo del vídeo de “Bienvenido Al Desastre” con una disposición similar y con los mismos personajes del clip. Algo parecido al recibimiento que habían preparado previamente para la prensa pero con música y mucho más loco… Un broche final a la altura de una noche que habían preparado con mimo y en la que pese a los problemas técnicos que le restaron brillantez, demostraron que son un grupo diferente y que ambición no les falta, así que no los perdáis de vista.

 

No olvides visitar nuestra completísima galería fotográfica del concierto

The following two tabs change content below.
Fundador y director de Rock4Spain. Funcionario del rock & roll. Tras aparcar sus proyectos musicales propios y con la experiencia que le dan varios años de colaboración como redactor en cylcultural.org decide lanzarse a esta empresa.

Latest posts by David González (see all)

Deja un comentario