Skunk D.F. (Changó, 6 de mayo, Madrid)

El sábado 6 de mayo Skunk D.F. tenían en su ciudad, Madrid, una importante cita con su público. Tocar en casa siempre es especial, y más si hace meses que no lo haces. Nosotros, recién llegados de Estados Unidos, de cubrir el Welcome To Rockville, acudimos a su llamada pese a estar un poco empanados con el jet lag… Este hecho, junto al horario inusual hizo que nos perdiéramos la actuación de Hiranya que eran los encargados de calentar el ambiente poco después de abrir las puertas sobre las 19:30. Una lástima…

A las 21:00, con puntualidad británica, saltaron a escena los protagonistas de la noche que abrieron fuego con “Salvaje”. Nos iban a deleitar durante dos horas, tal y como habían anunciado en las redes, con un cuidado repertorio que repasara las distintas etapas del grupo, y es que los madrileños llevan ya más de 20 años en la carretera. La sala, que presentaba un gran aspecto rozando el sold out, se vino abajo definitivamente con “Alicia”, y es que pese a que los temas de su nuevo disco “Pigmalión” tuvieron buena acogida, es con los temas antiguos con los que sus fans se sienten más identificados y conocen la letra al dedillo, convirtiendo la sala Changó en un macrokaraoke en temazos como “Carpe Diem” o “En noches como ésta” que vendrían después. Germán González, como es costumbre, no dejó de bailar por todo el escenario contagiando su energía  a todos los asistentes. Tampoco le iba a la zaga Pepe Arriols, que con su bajo a la altura de las rodillas nos dejó varias grandes poses a lo largo de la noche. 

En el ecuador de su actuación vivimos algunos de los momentos más especiales de la noche. Tras “Los niños siguen perdidos” (canción de “Pigmalión” que sirve de continuación a “Los niños perdidos” de “Neo” (2003)) Germán anunció la colaboración de la noche: Mart, cantante de los cordobeses Estirpe, subía al escenario para coger el micrófono y cantar a dúo “Lucha interior”, uno de mis temas favoritos de Skunk D.F., y por lo que se pudo comprobar, también del resto de fans allí congregados. Luego vendrían “Loto”, con Germán repartiendo besos y motivando a la gente a quererse más a sí misma, “Mantis”, “Eternidad” y el último single de la banda, “Impermeable”, cerrando uno de los momentos más épicos de la velada. “El cuarto oscuro” fue una de las ocasiones en donde echaron la vista más atrás, para disfrute de sus seguidores más fieles, y cerraron la primera parte de su actuación con “Himen”.

Los bises comenzaron sorprendentemente con Eduardo Brenes al piano y Germán a la voz en la primera planta de la sala, interpretando un medley de “Golem” y “El crisol” que puso la piel de gallina a más de uno… Fue un pequeño descanso para nuestros cuellos antes de que regresaran al escenario para interpretar “En 5 minutos”, “Arde” y “Anestesia”, con las que cerraron una actuación épica en la que la banda formada por Germán González a la voz, Pepe Arriols al bajo, Eduardo Brenes a la batería, y Xavi Igual y David Ramos a las guitarras estuvo, como siempre, a un gran nivel, haciendo que dos horas de show se pasen volando y nos parezcan pocas.

 

¡No os perdáis la galería fotográfica del concierto!

The following two tabs change content below.
Fundador y director de Rock4Spain. Funcionario del rock & roll. Tras aparcar sus proyectos musicales propios y con la experiencia que le dan varios años de colaboración como redactor en cylcultural.org decide lanzarse a esta empresa.

Deja un comentario