Adri (Desvariados): “Quejarse de lo mal que está todo no sirve de nada”

Hemos charlado con Adrián Díaz, cantante y guitarrista de la joven banda madrileña Desvariados, con motivo del último concierto de su gira “Café Caimán”, y esto es lo que nos ha contado… 

 

R4S: Hola Adri, habéis estado presentado vuestro álbum “Café Caimán” por todo el territorio nacional durante casi dos años ¿Qué valoración hacéis de todo este tiempo?

A: Detrás de “Café Caimán” hubo mucho trabajo, mucho tiempo de preparación de los temas y una gran ilusión por mostrar nuestra música. Desde que lo publicamos hemos visto como día a día aumentaba el número de gente que escuchaba nuestras canciones y venían a los shows, hemos abierto para artistas como Rosendo, Burning o Los Zigarros, hacemos una valoración muy positiva de esta etapa, no esperábamos conseguir tanto. Nos sentimos muy afortunados de lo que estamos viviendo. 

 

R4S: En 2017 abristeis para Burning durante su gira “Corre Conmigo”. ¿Qué supuso para vosotros girar con ellos? ¿Qué recuerdos os lleváis de esa gira?

A: A nivel personal, acompañar en su gira a una banda tan importante es una pasada, algo por lo que siempre estaremos agradecidos. Como banda nos ha dado la oportunidad de tocar en salas increíbles, de llevar nuestra música por toda la geografía y de aprender cómo afrontar un show a nivel profesional.

El mayor recuerdo que tenemos de todos esos conciertos es el cariño que hemos recibido por parte del público, en todas los ciudades nos encontrábamos con gente que cantaba nuestras canciones o que sin conocernos disfrutaban del concierto, era algo muy gratificante.

 

R4S: Hemos visto en vuestras redes sociales que el próximo 16 de febrero en la Sala But te subirás al escenario con Burning, como artista invitado. Se ve que habéis forjado una buena amistad…

A: Durante la gira pasamos mucho tiempo juntos, y siempre hubo muy buena onda entre todos. A día de hoy seguimos teniendo relación con ellos y por suerte contamos con su apoyo y consejo siempre que lo necesitamos. Que me inviten a cantar en la But es un lujo, un gesto de camaradería y apoyo a la banda. Son conscientes de la visibilidad que nos da este tipo de colaboraciones. Es muy positivo para la escena que las bandas consagradas ayuden a los que seguimos su estela.

 

R4S: Os definís como una banda de “rock and roll que mezcla lo más característico del rock nacional con influencias anglosajonas y tintes de sonido americano”, cuyos temas recuerdan “al mejor rock de décadas pasadas”, ¿Cómo os sentís cuando dicen que sois el futuro?

A: Estamos viviendo un momento muy especial, conseguirlo nos ha llevado años de trabajo y nuestro futuro es seguir la línea que llevamos hasta este momento, trabajar y disfrutar del rocanrol. El futuro somos todas las bandas que salen a la carretera y toda la gente que asiste a los conciertos.

R4S: El 3 de marzo, daréis el último concierto en Madrid de vuestra gira “Café Caimán” en la sala El Sol. ¿Qué vamos a encontrarnos en vuestra última actuación en la capital? ¿Nos sorprenderéis con alguna colaboración?

A: Tenemos muchas ganas de que se apaguen las luces y salir a tocar. Es una sala fantástica y estamos preparando un buen show para una noche tan especial. Nos encanta jugar con las canciones, en este sentido hay sorpresas en el repertorio, nuevos matices que hemos explotado en los temas y colaboraciones de amigos que nos acompañarán sobre el escenario.

 

R4S: Cambiando de tema; el mundo de la música es muy complicado, y lo sabemos especialmente los que lo hemos vivido desde dentro. Vuestro álbum “Café Caimán” ha tenido muy buena aceptación y estáis girando mucho por salas, pero la mayoría de las bandas no pueden vivir de ello. ¿Cómo ves el mundo del “rock and roll” en la actualidad?

A: Para nosotros lo importante es tener una actitud positiva y ser conscientes del trabajo que requiere sacar una banda adelante. Quejarse de lo mal que está todo no sirve de nada. El motor del rocanrol es tener ilusión, confiar en tu proyecto y seguir trabajando. En los últimos años la escena está aumentando, hay muchas muchas bandas, hay relevo generacional en el público, creemos que es un buen momento para el rocanrol.

 

R4S: Es indudable que la  industria musical ha cambiado y ya no se venden discos como antes… Incluso muchas bandas ofrecen diferentes artículos que le den un valor añadido a su propia música. ¿Las plataformas digitales de escucha/descarga están acabando con la ilusión de tener la copia física de nuestras bandas favoritas?

A: El soporte estrella ya no es el disco, la música se ha convertido en un objeto de consumo rápido, tienes millones de canciones a un click y quizá eso perjudique a la percepción del público sobre el trabajo que hay detrás de cada álbum. Pero esa inmediatez también es positiva en cuanto al alcance que puedes llegar a tener, ahora es más fácil que te escuchen. Antes compraban el disco y te escuchaban, ahora la ecuación se ha invertido, te escuchan o te ven y si gustas te compran el disco. Y sí, se venden menos discos, por eso es importante cuidar la edición y ofrecer un producto atractivo.

R4S: Vivimos un boom de festivales “indies”. Cualquier municipio tiene su festival de este estilo, pero escasean los festivales de rock n’ roll. ¿Cual creéis que es la razón de que no se hagan grandes festivales de este estilo?

A: El indie es uno de los estilos que actualmente mueve más gente, quizá no haya un público tan mayoritario como para sostener un circuito tan amplio de festivales de rocanrol, pero también es cierto que en los últimos años se están consolidando grandes festivales enfocados a este género. El hogar natural de la música, dónde las bandas crecemos y nos desarrollamos, son las salas, no los festivales. Creo que es más importante fomentar este circuito para tener conciertos todos los fines de semana del año, que aglutinar a grupos en grandes escenarios tocando de tres de la tarde a tres de la mañana.

 

R4S: ¿Qué planes tenéis a partir de marzo? ¿Os meteréis en el estudio de grabación  a crear vuestro tercer álbum?

A: Vamos a seguir tocando hasta después de verano, tenemos salas y festivales por todo el país y unas ganas increíbles de volver a la carretera. Al mismo tiempo que preparamos esta parte de la gira estamos inmersos en el proceso de composición de nuevos temas, esperamos poder sacar nuestro próximo trabajo a finales de año.

 

R4S: Muchas gracias por atendernos, Adri. Para despedirnos, puedes hacer uso de tu derecho a la última palabra para dirigirte a vuestros fans y a nuestros lectores.

¡Nos vemos el 3 de marzo en la Sala El Sol!

A: Un abrazo a todos, nos vemos en la carretera.

 

Desvariados durante su actuación en la última edición del Cultura Inquieta (Getafe)

Deja un comentario