20 años de «Make Yourself», la obra maestra de Incubus


Lo reconozco, es una debilidad. «Make Yourself» es uno de mis discos de cabecera, por eso ahora que se cumplen veinte años de su publicación me hace especial ilusión hablar de él, porque pasan los años y aparecen nuevas bandas, nuevos discos, descubres clásicos que habían pasado inadvertidos y se convierten en imprescindibles, pero siempre hay algún momento para refugiarte en ese álbum que descubres con 17 o 18 años y que te vuela la cabeza. Incubus lo hicieron, «por ellos mismos» como reza el título del álbum, tocaron el cielo con un disco que me sigue sonando fresco fresco como una lechuga recién arrancada de la huerta, y por ello les vamos a dedicar este breve y humilde homenaje.

«Make Yourself» es el tercer álbum de estudio de la ya mítica banda de Calabasas (California) y salió a la venta a través de Epic Records el 26 de octubre de 1999. Está certificado doble platino por la Asociación de la Industria de Grabación de América (RIAA) y produjo tres singles de enorme éxito como «Pardon Me», «Stellar» y «Drive»; todos ellos alcanzaron los tres primeros lugares de la lista de canciones alternativas de Billboard, entre otras clasificaciones que tienen como objeto indicarnos qué es lo que mola, ¿pero quién puede negar que cualquiera de los otros diez cortes que componen «Make Yourself» podrían haber conseguido lo mismo?, bueno, quizá “Battlestar Scralatchica” por ser un tema instrumental, pero ni siquiera éste tiene desperdicio porque a lo largo de los casi cuatro minutos de duración de envolvente melodía funky DJ Kilmore está sublime a los platos y convierte este corte en mucho más que un simple interludio. El caso es que los encargados de escoger los singles a publicar lo tuvieron muy difícil a la hora de elegir qué canciones representaban mejor el sonido y filosofía del álbum, pero a la vez fácil porque fuera cual fuera la elección ésta iba a ser un acierto. Pocos discos se pueden escuchar con un nivel tan alto y parejo en lo que respecta a la calidad de las canciones, de la primera a la última, sin tener que ser todas ellas calcadas. El dinamismo y la versatilidad de Incubus en este disco fue su gran hito y marcó el camino a seguir en los futuros lanzamientos. 

 

Yo los descubrí precisamente aquí, en realidad cuando la promoción de «Make Yourself» estaba dando sus últimos coletazos y los muchachos ya estaban ultimando los detalles de su siguiente álbum, aquel «Morning View» que acabaría por consagrarlos. Indagué en los trabajos anteriores de Incubus, pero la verdad es que ese rollo funk metal con toques punkarras y psicodélicos (y demasiado ruidoso para mi gusto) de «Fungus Amongus» y «S.C.I.E.N.C.E.» nunca llamó mi atención, y sigue sin hacerlo… Muchos de sus fans primigenios opinaban justo lo contrario y no entendieron el giro dado en «Make Yourself» pero es que éste era un paso hacia la excelencia, y esto no suele ser bien recibido por quienes solo buscan brutalidad. A mi modo de ver, no perdieron fuerza en absoluto, sino que simplemente dieron con la tecla para combinar todos los ingredientes que siempre habían estado ahí en su justa medida, y a la vez añadieron otros. Puede que la inclusión de Chris Kilmore en detrimento de DJ Lyfe en los platos tuviera algo que ver, también la madurez de un Brandon Boyd tan excelso en los textos como en su modo de cantar, o simplemente que se alinearon los astros y fue el momento en el que todos los componentes del grupo estaban en su punto álgido de inspiración y se complementaron de tal modo que las aportaciones de cada uno crecían exponencialmente y daban como resultado canciones excepcionalmente redondas. Es imposible resistirse a la magia de un «The Warmth» lisérgico e introspectivo, tampoco a la fiereza de la inicial «Privilege» o la homónima «Make Yourself» y sus convenientes momentos de relajación para transportar después al oyente el sentimiento de euforia cuando explotan las guitarras distorsionadas. ¿Qué decir de «Pardon Me»? asombroso el juego del bajo de Dirk Lance y la batería de José Pasillas, simplemente soberbios. La labor de Mike Einziger a la guitarra también es de otro planeta, lo es a lo largo de todo el álbum pero especialmente en un corte acústico como «Drive» donde se nota su sello personal e inimitable. En pocas palabras, y sin querer entrar a destripar cada uno de los cortes, cabe destacar el atrevimiento musical que mostraron y el buen gusto a la hora de combinar rock, metal, funk, hip hop y demás para crear un estilo propio que han sabido desarrollar a lo largo de toda su carrera, pero que en «Make Yourself» alcanzó su máxima expresión. Vamos a escucharlo una vez más y a dejarnos llevar por este álbum sin parangón del quinteto californiano.

Incubus en 1999 (D.J. Kilmore), Brandon Boyd, Jose Pasillas, Dirk Lance & Michael Einziger)

The following two tabs change content below.
Fundador y director de Rock4Spain. Funcionario del rock & roll. Tras aparcar sus proyectos musicales propios y con la experiencia que le dan varios años de colaboración como redactor en cylcultural.org decide lanzarse a esta empresa.

Deja un comentario