20 años de “My Own Prison”, el disco debut de Creed

El 18 de junio de 1997, Wind-Up publicaba el disco debut de un grupo de Florida que llevaba ya un tiempo haciéndose un nombre en la escena local. La banda se llamaba Creed, el disco “My Own Prison”, y con él comenzó la leyenda… 

Creed se creó originalmente en Tallahassee (Florida) en 1993 como Naked Toddler cuando el vocalista Scott Stapp y el guitarrista Mark Tremonti, se juntaron, y comenzaron a escribir canciones. Pronto agregaron al bajista Brian Marshall, al baterista Scott Phillips, y a Brian Brasher como segundo guitarra. El nombre no pareció triunfar entre sus seguidores, y por sugerencia de Marshall cambiaron el nombre a Creed. En 1995 Brian Brasher ya abandonó la banda, la cual decidió seguir adelante en formato cuarteto y grabaron de forma independiente “My Own Prison”,  que fue distribuido a las estaciones de radio de Florida. El grupo comenzó a sonar en la escena underground  y un día que estaban tocando en un sitio pequeño, Diana Meltzer de Wind-Up Records, escuchó al grupo y los contrató para su discográfica. Después de una remezcla para hacerlo más radio friendly, como dicen los anglosajones, “My Own Prison” fue re-lanzado por Wind-Up Records por todo Estados Unidos. El álbum alcanzó un éxito sorprendente, sobre todo entre el público, llegando a ser disco de platino, pero también entre la crítica. Luego, a medida que creció su popularidad, comenzaron las críticas negativas por una parte de la industria y las rivalidades con otras bandas que no supieron digerir el éxito de los recién llegados. Suele ocurrir…

Musicalmente, se suele considerar a Creed como post-grunge, ese género que recogía la herencia del rock alternativo de los 90′ popularizado en Seattle por bandas como Nirvana, Alice In Chains, Soundgarden o Pearl Jam (con los que se los suele comparar), para crear sonidos más cercanos al hard-rock y al nu metal que empezaba a eclosionar a finales del siglo XX. La voz de Stapp tenía un registro similar a la de Jim Morrison y las guitarras de Mark Tremonti en este disco ya apuntaban a lo que se ha ido confirmando después, tanto en su trayectoria con Creed como en Alter Bridge o en su proyecto en solitario, y es que sin ser repelente, es todo un guitar hero. En definitiva, tenían todos los elementos para triunfar, y lo hicieron, pero las discrepancias personales entre Tremonti y Stapp hicieron que la trayectoria de esta banda fuera más corta de lo que a muchos nos hubiera gustado. De este “My Own Prison” siempre nos quedarán temazos para la historia como el que da título al álbum, “Torn”, “Unforgven”, “What’s This Life For” o “One”.

Creed en 1997 (Brian Marshall, Scott Phillips, Scott Stapp & Mark Tremonti)

The following two tabs change content below.
Fundador y director de Rock4Spain. Funcionario del rock & roll. Tras aparcar sus proyectos musicales propios y con la experiencia que le dan varios años de colaboración como redactor en cylcultural.org decide lanzarse a esta empresa.

Deja un comentario