20º aniversario del disco debut de Queens Of The Stone Age

Mañana se cumplen 20 años de la publicación del álbum debut de Queens Of The Stone Age, aquel de título homónimo y portada sugerente con el que el bueno de Josh Homme revolucionó el mundo del rock alternativo.

Lanzado el 6 de octubre de 1998 por Loosegroove Records, fue escrito y grabado principalmente por el miembro fundador Josh Homme y su antiguo compañero de Kyuss, Alfredo Hernández, con Hernández tocando la batería y Homme haciéndose cargo de las voces y del resto de la instrumentación, además de producir el álbum junto a Joe Barresi. En el momento del lanzamiento del álbum, el bajista Nick Oliveri, también antiguo miembro de Kyuss, se unió a la banda, y ahí comenzó la leyenda.

Tras la separación de Kyuss en 1995, el guitarrista Josh Homme grabó nuevo material en Seattle con Chris Goss (el productor de la banda de Palm Desert), el bajista Van Conner (Screaming Trees) y el batería Victor Indrizzo bajo el nombre de Gamma Ray; lo que no sabía el avispado pelirrojo es que ese nombre ya estaba pillado por una conocida banda alemana de power metal, así que tuvo que cambiarlo, y es entonces cuando se le ocurrió lo de Queens Of The Stone Age. Después de participar en una gira como guitarrista de Screaming Trees, Homme comenzó las míticas The Desert Sessions, una serie de jam sessions en las que participaron muchos músicos de la escena alternativa, entre los que se incluían Mark Lanegan, PJ Harvey, Twiggy Ramirez, Ben Shepherd, Josh Freese, Alain Johannes o Troy Van Leeuwen. Está claro que le gusta rodearse bien.

Una vez puestos en antecedentes, nos introducimos en el extrañamente rudo y sensual mundo de “Queens Of The Stone Age” . Las primeras diez pistas del álbum se grabaron en abril de 1998 en Monkey Studios en la ciudad natal de Homme, Palm Desert (California). Hernández tocó la batería en todas las pistas y Chris Goss tocó el bajo e hizo los coros en la rallante “You Would Know” y en la exuberante “Give The Mule What Wants”. Homme cantó las voces principales y tocó el resto de los instrumentos en todas las grabaciones. La canción de Gamma Ray “If Only Everything” se volvió a grabar durante estas sesiones y su título se acortó a “If Only”, y la canción de las Desert Sessions “Avon” se volvió a grabar también. Dos de los temas más recordados e inspirados del álbum. “I Was a Teenage Hand Model”, el tema que cierra el álbum, es el único que se grabó por separado. Se hizo en el estudio Rancho De La Luna en Joshua Tree (California) con el personal del estudio contribuyendo como intérpretes: el dueño del estudio, Fred Drake, cantó y tocó la batería mientras que el copropietario, Dave Catching, tocó percusiones y el ingeniero de sonido, Patrick “Hutch” Hutchinson, tocó el piano, dejando las cuatro cuerdas al ex bajista de Dinosaur Jr. Mike Johnson. La voz de Nick Oliveri aparece en los momentos finales del tema, en un mensaje que dejó en el contestador automático de Homme, acordando unirse a la banda, aunque se escucha con dificultad entre los experimentos ruidísticos con los que el combo decidió cerrar el álbum.

¿Y por qué es tan especial “Queens Of The Stone Age”? Porque es uno de esos trabajos que abre camino, que marca tendencia. Hasta su aparición, el stoner era un subgénero minoritario dentro del rock, sin embargo con este disco se comienza a sentar las bases para un crecimiento que aún no se ha detenido a día de hoy. Hay sexo y fanfarronería en “Queens Of The Stone Age”, hay un giro hacia ritmos diferentes, hay una amenaza carnal y oscura envuelta en un sonido musculoso… “Regular John” abre el disco por la puerta grande y de forma ejemplar resume lo que acabamos de comentar. Ciertamente, contiene la suficiente fuerza vigorosa para sugerir la potencia que más tarde nos encontraríamos en “Rated R” y en su obra cumbre, “Songs For The Deaf”. “Avon” se basa en un riff machacón pero muy efectivo y a la vez melódico. Josh Homme retuvo para este trabajo el sonido desértico de Kyuss, dándole un plus de melosidad para crear una marca propia que bebe a partes iguales del stoner pantanoso y del rock alternativo, y uno de los mayores exponentes es “If Only”. 

Queens Of The Stone Age arrancaban aquí una carrera musical de las más respetadas en el mundo del rock, con un sonido propio que no han perdido a día de hoy a pesar de que lo han ido modulando a lo largo de los años en virtud de diversos factores, y no siempre con éxito, todo hay que decirlo. “Queens Of The Stone Age” es un registro único en su catálogo, un lugar donde se puede escuchar el pasado y el futuro de Homme entrelazándose. Un disco que crece con cada escucha y en el que abundan las guitarras ácidas y los riffs contundentes e imaginativos, formando ambientes hipnóticos de gran valor melódico. ¿Recordamos?

Queens Of The Stone Age en 1998 (Alfredo Hernández, Josh Homme & Nick Oliveri)

The following two tabs change content below.
Fundador y director de Rock4Spain. Funcionario del rock & roll. Tras aparcar sus proyectos musicales propios y con la experiencia que le dan varios años de colaboración como redactor en cylcultural.org decide lanzarse a esta empresa.

Deja un comentario