Larkin Poe – Venom & Faith (2018)

Las hermanas Lovell están de vuelta con su cuarto álbum de estudio: «Venom & Faith». A decir verdad, tampoco nos ha dado tiempo a echarlas mucho de menos ya que su aclamado «Peach» fue publicado hace apenas un año. Este dúo de Atlanta se ha propuesto revolucionar el blues ¡y vive Dios que lo están consiguiendo!. Con un estilo totalmente reconocible que se ha consolidado aún más con este nuevo álbum, Larkin Poe llevan el country y la música tradicional americana a límites insospechados. «Venom & Faith» es una montaña rusa de sensaciones encontradas, especialmente en la primera parte del álbum, donde las atmósferas oscuras con toques pop se emulsionan con percusiones clásicas de soul y arreglos de producción que nos recuerdan al hip-hop. ¿Te suena raro? Bueno, quizá un poco, pero ya verás como no lo es tanto… Vamos a profundizar en él.

Larkin Poe se han hecho conocidas, entre otras cosas, por sus versiones colgadas en YouTube. En esos vídeos interpretan clásicos que van desde Howlin’ Wolf a Phil Collins, pasando por Led Zeppelin o Black Sabbath. Todas ellas de una forma minimalista con tan solo sus voces y un par de guitarras, cuando no es solo con una. Con estas referencias, os podéis hacer un poco a la idea de su imaginario musical, y os parecerá menos raro que abran este nuevo trabajo con una versión en lugar de con un tema propio, algo que realmente es bastante inusual. Lo hacen con un clásico del gospel como el «Sometimes» de Bessie Jones, el cual arranca con el único acompañamiento de unas palmas y el golpe de bombo, fiel a la original, hasta que a mitad del tema éste rompe con unos vientos que suenan a música para majorettes. La primera en la frente. El segundo tema ya es más tradicional en su concepción; «Bleach Blonde Bottle Blues» es el primer single que han extraído del álbum y no me extraña. Un auténtico temazo blues, con una instrumentación básica y mucho ritmo. «Honey Honey» vuelve a llevarnos a terrenos más alternativos, un corte que parece extraído del último disco de los Arctic Monkeys. El bajo y la batería crean una atmósfera oscura y vanguardista mientras más y más instrumentos entran en la mezcla poco a poco conformando un tema suave, sugerente y diría que sexy, algo que dado que el físico de las protagonistas acompaña, quedará más patente en sus presentaciones en directo. De nuevo volvemos a terrenos más clásicos con «Mississippi», un clásico blues del delta en el que cuentan con la colaboración de Tyler Bryant a la guitarra que acompaña al lap steel de Megan creando un sonido de cuerdas muy juguetón. En «California King» Rebecca cambia su guitarra por un banjo, lo que le da a la canción un fuerte aire country, que unido a un registro vocal más parecido que nunca al de Taylor Momsen y a un estribillo imbatible conforman un auténtico pelotazo. El tema central del álbum, «Blue Ridge Mountains», es un blues moderno, tan efectivo como efectista, en el que Megan se luce especialmente con la guitarra. Una canción en una línea similar a «Bleach Blonde Bottle Blues». «Fly Like An Eagle» es oscura y densa; en ella Larkin Poe combinan un sonido muy clásico de guitarras con una base instrumental electrónica que consigue un contraste mágico. Continuando con su vertiente más experimental tenemos «Ain’t Gonna Cry», con mucho aire de R&B, y pese a ser uno de los temas que más se distancia del blues y el rock sureño, es uno de los más acertados y emotivos. La otra versión del álbum la tenemos en el penúltimo corte. Sin perder la esencia de sus raíces, cogen el clásico blues «Hard Time Killing Floor Blues» en el que Skip James mostraba su elegante y desgarrada voz limpia, poco habitual en el género, y lo llevan a su terreno con maestría. El último toque clásico antes de que el inquietante gospel de base electrónica «Good And Gone» eche el cierre a este nuevo trabajo de las hermanas Lowell.

Larkin Poe equilibran perfectamente en «Venom & Faith» su amor por experimentar con nuevas técnicas de sonido con un profundo aprecio por la música de raíces estadounidenses. Un LP de poco más de media hora que es una vibrante representación de lo que debería ser el blues en el siglo XXI.

Larkin Poe (Rebecca & Megan Lovell)

Lo mejor: En«Venom & Faith» el dúo de Atlanta da otro paso más en la renovación del blues y la música de raíces americanas para acercarlo a un público joven que cada vez parece más atolondrado con la música de usar y tirar que se consume hoy en día. Si alguien puede traer de nuevo al redil a esas ovejas descarriadas, esas son Larkin Poe.

Lo peor: En algunos momentos es demasiado pop para mi gusto.

Larkin Poe «Venom & Faith» (Autoeditado)

01. Sometimes
02. Bleach Blonde Bottle Blues
03. Honey Honey
04. Mississippi (Feat. Tyler Bryant)
05. California King
06. Blue Ridge Mountains
07. Fly Like An Eagle
08. Ain’t Gonna Cry
09. Hard Time Killing Floor Blues
10. Good And Gone

The following two tabs change content below.
Fundador y director de Rock4Spain. Funcionario del rock & roll. Tras aparcar sus proyectos musicales propios y con la experiencia que le dan varios años de colaboración como redactor en cylcultural.org decide lanzarse a esta empresa.

Deja un comentario