Volbeat – Rewind, Replay, Rebound (2019)

Volbeat se han vuelto a sacar de la manga un gran disco con el que satisfacer a sus seguidores. Con «Rewind, Replay, Rebound» demuestran una vez más que están al margen de las modas, y también de las críticas… Ya hace años que emprendieron un camino de no retorno hacia una versión más accesible de su peculiar fórmula basada en combinar con maestría géneros como el country, el rockabilly y el metal, y eso parece molestar a los fans más puristas ¿pero quién dice que la comercialidad está reñida con la calidad?. Ese es un prejuicio que algunos deberían hacerse mirar. Otro aspecto en el que evidencian que van a lo suyo es que en una época en la que muchos apuestan por ir sacando singles en cuanto los componen y los graban, y la gran mayoría se decantan por publicar EPs o discos muy cortitos, Volbeat se cascan un disco de catorce canciones y casi una hora de duración. Otro rasgo de valentía e independencia, aunque la verdad sea dicha, en este aspecto quizá se les ha ido la mano y más adelante detallaré por qué…

Volbeat publicó «Rewind, Replay, Rebound» el pasado 2 de agosto, una época en la que tampoco es habitual publicar trabajos discográficos. El disco coeditado por Vertigo Records, Universal y Republic Records y producido por Jacob Hansen llega a nuestros oídos tres años después del lanzamiento de «Seal The Deal & Let’s Boogie» y es el primero con Kaspar Boye Larsen como bajista de la banda. Estamos ante un trabajo de esos que no nos impresionan porque son respecto a la banda que los ofrece más de lo mismo, pero tampoco nos decepcionan porque es que ese «mismo» es algo muy bueno. A estas alturas no los vamos a descubrir ¿verdad? «Last Day Under The Sun» sirve de apertura y es el típico tema que depende de quien lo escuche le puede servir para engancharse sin remisión al álbum o para apagar el reproductor y no seguir escuchando. Es un tema de rock directo, diseñado para ser un himno típico de rock de estadio (algo de lo que no está lejos Volbeat) pero se acaba volviendo demasiado repetitivo y edulcorado, sobre todo en la parte final tras el solo de guitarra con esos coros de aire gospel y demás. Sin embargo dan un volantazo con «Pelvis On Fire» y nos rompen las caderas con un tema old school en el que se sueltan con su clásico rockabilly festivo y metalizado cuyo guiño a Elvis Presley ya es palmario desde el título. Luego vuelven a las tonalidades más comerciales con un nostálgico y pegadizo «Rewind The Exit» que nos recuerda al tema de apertura del disco. En un nuevo golpe de timón vuelven a subir las revoluciones con «Die To Live», un corte enérgico en el que cuentan con la participación vocal de Neil Fallon (Clutch) que se destaca sobre el resto por el solo de auténtico rock & roll (piano y saxo incluidos) de la parte central. Como estáis pudiendo comprobar, el orden de las canciones no es casual. Volbeat alternan temas potentes y veloces con otros más pausados y melódicos para que no nos acomodemos y la escucha del álbum no se convierta en una experiencia tediosa. «When We Were Kids» es un bonito medio tiempo que arranca con unas guitarras acústicas y una batería de ritmo marcial que lleva el ritmo hasta que cambia a un rock más convencional, destacando una segunda parte más eléctrica donde Rob Caggiano demuestra sus habilidades con un solo de gran nivel. «Sorry Sack Of Bones» es una de las grandes sorpresas del álbum con ese rollo psychobilly que engancha a través de una jovial historia de terror contada y cantada por un Michael Poulsen que está excelso a lo largo de todo el disco. La segunda parte del disco quizá flojea un poco, y pese a seguir siendo bastante amena no es tan inspirada como la primera. Tenemos cortes como «Cloud 9» o «Maybe I Believe» que son pegadizos – quizá demasiado – y que cuentan con una presencia de coros femeninos seguramente excesiva. Éstos se mueven por los terrenos más comerciales del hard rock, del mismo modo que lo hace un luminoso «The Awakening Of Bonnie Parker» que nos recuerda por momentos a Bryan Adams. Y luego tenemos un «Parasite» que con apenas treinta y siete segundos de duración no aporta prácticamente nada. Fue el primer adelanto que nos mostraron allá por mayo y muchos pensamos que sería una especie de teaser ya que no podíamos creer que se tratara de un tema completo pero sí, lo es. Breve, vibrante, directo, y que te deja la sensación de que es una buena idea que no supieron cómo continuar. En el lado opuesto tenemos canciones como «Leviathan» – primer single como tal del álbum – o «Cheapside Sloggers» que cuentan con esos grandes riffs y estribillos melódicos made in Volbeat. El primero más melodioso, el segundo más crudo, contando en éste incluso con Gary Holt (Slayer, Exodus) para darle ese toque cañero al tema con un solo de guitarra. Y cierra «Rewind, Replay, Rebound» el binomio formado por una «The Everlasting» tan densa como veloz, al viejo estilo de la banda, y una balada de aromas country como «7:24» que Poulsen le dedica a su hija de dos años; de hecho el retorno a la infancia y sus recuerdos es una temática que impregna todo el álbum.

«Rewind, Replay, Rebound» es, en definitiva, un gran disco de Volbeat, otro más, pero aunque su escucha sea amena y reconfortante puede resultar un poco cargante por momentos, ya que casi una hora de duración me parece excesiva, y no te digo nada ya si después de escuchar el álbum te metes del tirón también el disco extra que trae la versión Deluxe. Otros treinta y cinco minutos repartidos en ocho canciones que tampoco aportan demasiado. Dos canciones nuevas como «Inmortal But Destructible» y «Under The Influence» (más de lo mismo) y seis versiones «demo» de otras tantas canciones que ya forman parte de «Rewind, Replay, Rebound» que de demo tienen más bien poco ya que suenan casi idénticas a la versión del disco. El 90 % de bandas publican álbumes de estudio con peor calidad de sonido que lo que aquí llaman «demos», pero bueno, la conclusión es que nada de esto era necesario. Está bien ir por libre y hacer un disco doble en lugar de un EP de cuatro canciones, y es de alabar el esfuerzo de los que aún tratan de ofrecer un LP en condiciones, pero tampoco hay que pasarse, ni tanto ni tal calvo.

Volbeat (Jon Larsen, Kaspar Boye Larsen, Michael Poulsen & Rob Caggiano)

Lo mejor: Una nueva obra maestra de los daneses. Volbeat han patentado un estilo y lo continúan exprimiendo con éxito.

Lo peor: Se les ha ido la mano con la duración.

Volbeat «Rewind, Replay, Rebound» (Vertigo records / Universal / Republic Records)

1. Last Day Under The Sun
2. Pelvis On Fire
3. Rewind The Exit
4. Die To Live
5. When We Were Kids
6. Sorry Sack Of Bones
7. Cloud 9
8. Cheapside Sloggers 
9. Maybe I Believe
10. Parasite
11. Leviathan
12. The Awakening Of Bonnie Parker
13. The Everlasting
14. 7:24 

The following two tabs change content below.
Fundador y director de Rock4Spain. Funcionario del rock & roll. Tras aparcar sus proyectos musicales propios y con la experiencia que le dan varios años de colaboración como redactor en cylcultural.org decide lanzarse a esta empresa.

Deja un comentario