Sylar – Seasons (2018)

“Seasons” es el tercer disco de estudio de Sylar, y qué os puedo decir… ¡pues que es un auténtico pelotazo! Si su álbum debut To Whom It May Concern” estaba más orientado hacia el hardcore, con su segundo trabajo, “Help!”, dieron un gran salto apostando por un sonido más cercano al nu metal y sembraron la semilla consiguiendo entrar directamente al Top 30 de la lista rock de Billboard, abriéndose así un hueco en el mainstream del metal, al menos en Estados Unidos. Ahora, dos años después de aquel gran lanzamiento, publican este nuevo álbum de estudio titulado “Seasons” – su segunda referencia con Hopeless Records – en el que se reafirman en la apuesta por un sonido que muchos añorábamos y que para nuestro deleite parece que está viviendo un revival últimamente.

La idea que rodea el álbum es clara: aderezar la vieja fórmula del nu metal de los primeros 2000 con unos toques de metalcore por aquí, otros de post-hardcore por allá, para relanzar un estilo que aún tiene mucho por decir y sorprender a propios y extraños con un disco que parece una recopilación de grandes éxitos. Los neoyorkinos quieren ser la voz de los que no tienen voz y defienden desacomplejadamente a los oprimidos a través de unas letras que llaman a la rebelión interior y al optimismo; un mensaje que conecta rápidamente con el oyente a través de su sonido enérgico y desenfrenado.

“Seasons” arranca directo al grano con el tema que da título al álbum, un corte que sigue a pies puntillas la plantilla de los mejores Linkin Park: arreglos electrónicos que nos ponen en situación hasta que llega un riff totalmente demoledor tras el cual se alternan los típicos rapeos con estribillos melódicos donde Miguel Cardona muestra sus grandes cualidades vocales. “All Or Nothing” es el primer single del álbum, nos lo adelantaron en agosto y a mí me voló la cabeza. Aquí Jayden Panesso se disfraza de Sonny Sandoval en un temazo directo que nos recuerda a los P.O.D. de “Satellite”. Poca broma… “No Way” fue el siguiente adelanto y el nivel no bajó, aunque en esta canción apreciamos matices diferentes. Con un tono más sombrío, se reduce la proporción de guitarras distorsionadas y las melodías vocales de Cardona recuerdan mucho a las de bandas como Emarosa, siendo éste uno de los temas de más rollo post-hardcore del álbum. Hasta aquí, sobresaliente. Pocos discos habrá que arranquen con una triada tan completa y efectiva como ésta, y desde luego, ninguno de los que yo he escuchado últimamente. A partir del cuarto tema, el disco sigue a un nivel altísimo pero se diluye el factor sorpresa. “Wait For You” arranca de una forma que tiene más que ver con el hip-hop que con el rock, los estribillos vuelven a ser tremendamente melódicos pero en el tramo final llega el ramalazo de metalcore. “SHOOK!” tiene ese aire vacilón de Limp Bizkit, y también se puede apreciar en ella la influencia de Rage Against The Machine en el groove de la sección rítmica llevada a cabo por Cody Ash y Travis Hufton. El interludio “Winter” baja las pulsaciones y sirve de nexo con la segunda parte del disco, la cual arranca con el optimismo incorruptible acerca del rol que ocupa la música que Sylar muestran en “Open Wounds”, un corte que de nuevo nos recuerda a P.O.D., cuya influencia sobrevuela todo el trabajo. “Giving Up” es más oscura, pese a los constantes coros que nos pueden llegar a confundir los rapeados muestran frustración con el mundo y el lugar que ocupamos en él. “Sickminded” suena a los Linkin Park más comedidos, con bases instrumentales muy de hip hop hasta que estallan las guitarras. Trata sobre enfermedades mentales como la depresión, el trastorno bipolar y la ansiedad. La potencia y la crudeza regresan con “Same Dance”, donde hay un momento en el ecuador de la canción en que parece que autohomenajean su “Assume”. Y esta montaña rusa emocional finaliza con “Doubt Me”, un corte más relajado donde destacan las atmósferas que en algunos pasajes pueden evocarnos a Deftones. Un buen cierre para un disco muy trabajado donde tampoco hay que obviar la cuidada producción de Erik Ron (Godsmack, Issues, Blessthefall) que pone la guinda a un álbum que te rejuvenece solo con darle una escucha.

Sylar (Dustin Jennings, Miguel Cardona, Jayden Panesso, Cody Ash & Travis Hufton)

Lo mejor: En “Seasons” Sylar nos muestran un arsenal de canciones destinadas a llenar estadios. Casi cualquiera de las que lo componen son singles potenciales. El nu metal ha vuelto para quedarse y tendrá en los neoyorkinos uno de sus estandartes.

Lo peor: Descargan la artillería pesada en la primera parte del álbum y por ello da la sensación de que va de más a menos.

Sylar “Seasons” (Hopeless Records)

1. Seasons
2. All Or Nothing
3. No Way
4. Wait For You
5. SHOOK!
6. Winter (Interlude)
7. Open Wounds
8. Giving Up
9. Sickminded
10. Same Dance
11. Doubt Me

The following two tabs change content below.
Fundador y director de Rock4Spain. Funcionario del rock & roll. Tras aparcar sus proyectos musicales propios y con la experiencia que le dan varios años de colaboración como redactor en cylcultural.org decide lanzarse a esta empresa.

Deja un comentario