Especial 25º aniversario de “Dirt”, la obra cumbre de Alice In Chains

Hoy se cumplen 25 años del lanzamiento de la que es considerada la obra cumbre de uno de mis grupos favoritos, Alice In Chains. Dirt” era su segundo álbum de estudio y salía a la venta el 29 de septiembre de 1992 a través de Columbia Records. El álbum fue bien recibido por los críticos musicales y fue certificado cuatro veces Platino por la RIAA llegando a vender 5 millones de copias en todo el mundo, siendo aún a día de hoy el disco más vendido de la banda. Fue el último álbum que cuenta con la formación original de la banda, ya que el bajista Mike Starr sería despedido un año después debido a su abuso de drogas y reemplazado por Mike Inez. Hasta aquí, los datos objetivos de “Dirt”, a partir de aquí los subjetivos, la parte emocional…

Seattle era en los años 90 el epicentro del rock, la cuna de aquel estilo musical que dio en nombrarse grunge. Y dentro de ese subgénero destacaban por encima del resto cuatro grupos, lo que pasó a denominarse el Big Four (Nirvana, Pearl Jam, Soundgarden y Alice In Chains). El éxito del “Nevermind” de Nirvana eclipsó en gran medida al resto. SoundgardenPearl Jam también lo petaron a base de bien, sobre todo con sus trabajos “Superunknown” y “Ten”, pero para mí, ninguno de ellos llegaba al nivel de talento desbordante del que curiosamente, o no tanto, era el grupo de menor éxito comercial de los cuatro, Alice In Chains. Ninguno parió un álbum tan monolítico y francamente angustioso como “Dirt”. Su debut 2 años antes, “Facelift”, ya les había dejado el listón altísimo (no olvidemos que contenía bestialidades como “Man In The Box” o “Love, Hate, Love”), pero el tan temido segundo álbum resultó ser una obra maestra en la que los chicos de Seattle se desmelenaron. Los riffs de Jerry Cantrell eran aún más oscuros y pantanosos, la base rítmica impuesta por el batería Sean Kinney y el bajista Mike Starr se movía como un bisonte aplastando todo a su paso y la voz de Layne Staley mostraba una agonía que casi dolía al escucharla. Y si hay un punto diferencial entre Alice In Chains y el resto de grandes grupos de la historia del rock es esa maestría a la hora de combinar dos voces. Staley y Cantrell eran capaces de crear unas armonías tan bellas como desgarradoras.

El LP se grabó, principalmente, en los estuios One On One de Los Angeles, donde Metallica habían grabado su famoso “Black Album” un año antes. Lo hicieron bajo la producción de Dave Jerden, al igual que en “Facelift”, y el resultado fue un álbum denso y profundo, influenciado según reconoció Cantrell tiempo después, por el ambiente sombrío y violento que rodeaba las revueltas que tuvieron lugar en la ciudad de Los Angeles en aquella época. Y si hay un factor determinante en la oscuridad del álbum son los estragos de la adicción a la heroína que plasmó Layne Staley en sus textos… La parte positiva que el resto del mundo podemos sacar de una adicción tan dañina y autodestructiva es que al menos sirvió de inspiración para crear temas tan emblemáticos como “Down In A Hole”, “Angry Chair” o “Would?”, esta última dedicada a Andrew Wood (cantante de Mother Bone Love) fallecido debido a la misma adicción. También tenemos uno de los clásicos más reconocidos de la banda, un homenaje de Jerry Cantrell a su padre, que sirvió al ejército americano en la guerra de Vietnam con el apodo de “Rooster”. En el videoclip aparecía el propio Cantrell Sr. 

En definitiva, “Dirt” es uno de los mejores ejemplos de como la depresión y la tristeza pueden desembocar en belleza, en una atmósfera oscura e inspiradora. Un disco conceptual cuya temática de las canciones refleja la rabia y desesperación de una generación hastiada con su entorno, que vio en las drogas una vía de escape a su sentimiento de insatisfacción, culpa y suciedad. La portada también es muy reveladora. Si eres de los pocos que aún no conoce tan magna obra, hoy es un buen día para iniciarse…

Alice In Chains en 1992 (Sean Kinney, Layne Staley, Mike Starr & Jerry Cantrell)

 

 

The following two tabs change content below.
Fundador y director de Rock4Spain. Funcionario del rock & roll. Tras aparcar sus proyectos musicales propios y con la experiencia que le dan varios años de colaboración como redactor en cylcultural.org decide lanzarse a esta empresa.

Deja un comentario