Corey Taylor – CMFT (2020)

Dudo que alguien lo esperara, pero por si acaso, y para que nadie se lleve a engaños, el álbum debut de Corey Taylor en solitario poco tiene que ver con Stone Sour, y muchísimo menos con Slipknot. ¿Qué coño es «CMFT»? Pues el acrónimo de «Corey Mother Fucking Taylor». ¿Y qué transmite este disco tan particular? Pues básicamente diversión; algo especialmente reseñable teniendo en cuenta que ve la luz después de un período particularmente difícil para el cantante de Des Moines (Iowa). El año pasado estuvo centrado en la presentación de «We Are Not Your Kind», el sexto disco de Slipknot, un disco que Taylor ha descrito como una purga, fruto de los efectos de la doble cirugía de una de sus rodillas, y sobre todo, del traumático divorcio de su segunda esposa Stephanie Luby en 2017. Supongo que después de expulsar sus demonios, el bueno de Corey Taylor pensó que era momento de regocijarse y dar rienda suelta a su gusto por el hard rock de los 80′, eso sí, sin caer en las horteradas típicas del género y la época.

Al comienzo de la pandemia, Taylor se dirigió a los Hideaway Studios de Las Vegas para grabar este álbum que acaba de llegar a nuestros oídos de la mano – ¿cómo no? – de Roadrunner Records. Para la grabación se ha hecho acompañar del baterista Dustin Robert, del bajista Jason Christopher y de los guitarristas Christian Martucci (compañero suyo en Stone Sour) y Zach Throne, además de contar con la producción de Jay Ruston que también ha colaborado previamente con Stone Sour. «CMFT» no nos descubre nada de Corey Taylor que no intuyéramos, pero al mismo tiempo confirma una gran variedad de recursos de la que aquí hace gala sin cortapisas. «HWY 666″ abre la contienda a ritmo de metal sureño, como si fuera una canción compuesta para formar parte de la banda sonora de «Sons Of Anarchy», y le sigue un temazo de rock directo y melódico como «Black Eyes Blue», con un marcado carácter americano, que a mi parecer es de los mejores que ha compuesto nunca. El hard rock festivo pero potente al estilo de bandas nórdicas como Turbonegro o Backyard Babies se destapa en cortes como «Samantha’s Gone» en su vertiente más comercial, «Meine Lux» en la más veloz y hardcoreta y «Halfway Down» en la más rocanrolera y adictiva, así como en la sarcástica «Everybody Dies On My Birthday». «Kansas» también abunda en el hard rock de ambiente alegre y pegadizo, destacando el maravilloso puente con el juego que dan las guitarras acústicas que preceden al solo. Pero para guitarras acústicas suculentas las que marcan el inicio de «Silverfish», al más puro estilo country, que poco a poco va derivando en un tema country-rock moderno, con ciertos aires grunge, realmente sentimental. Y en esa tendencia a modernizar géneros clásicos tendríamos también el blues de «The María Fire», único corte en el que aborda su último divorcio, y con él pasamos de la amargura a la ternura que desprende «Home», la balada dedicada a su nueva esposa Alicia Dove, con quien se casó en 2019. Una bonita canción sustentada sobre una melodía de piano y arreglos de cuerdas. Como contrapunto a estos temas más reposados tendríamos el oscuro y metálico «Culture Head», que por sus poderosas guitarras podría encajar perfectamente en el repertorio de Stone Sour, junto a los dos temas elegidos para cerrar el álbum: «CMFT Must Be Stopped» son cinco minutos y pico de pura bravuconería, en los que Taylor se enfunda en cuero y escupe fuego, en la línea del nu metal más jaranero del principio de siglo y en el que cuenta con los rapeos de Tech N9ne y Kid Bookie, mientras que la punkarra «European Tour Bus Bathroom Song» parte de una broma sobre orinar en un autobús en movimiento, y se desarrolla en dos minutos de punk frenético y metalizado cuya letra está cantada con siglas, como si de un grupo de animadoras borrachas y chutadas de testosterona se tratara. Un cierre divertido que contribuye a confirmar esa sensación de que el artista ha hecho lo que le ha dado la gana y que encara el futuro con alegría y energías renovadas.

Corey Taylor

Lo mejor: El debut de Corey Taylor en solitario es un disco pensado para pasarlo bien. Ha hecho lo que le ha dado la gana sin importarle el qué dirán y eso siempre es digno de admirar. «CMFT» tiene rock n’ roll, country, nu metal, punk, hard rock… y todo está perfectamente ejecutado. 

Lo peor: El terreno está abonado para los que simplemente disfrutan de la música con la mente abierta, pero también lo está para los haters obtusos.

Corey Taylor «CMTF» (Roadrunner Records)

  1. HWY 666 
  2. Black Eyes Blue
  3. Samantha’s Gone
  4. Meine Lux
  5. Halfway Down
  6. Silverfish
  7. Kansas
  8. Culture Head
  9. Everybody Dies On My Birthday
  10. The María Fire
  11. Home
  12. CMFT Must Be Stopped
  13. European Tour Bus Bathroom Song

The following two tabs change content below.
Fundador y director de Rock4Spain. Funcionario del rock & roll. Tras aparcar sus proyectos musicales propios y con la experiencia que le dan varios años de colaboración como redactor en cylcultural.org decide lanzarse a esta empresa.

Latest posts by David González (see all)

Deja un comentario