The Kiss That Took A Trip – Punk Cathedral (2017)

“Punk Cathedral” es el quinto disco de estudio de The Kiss That Took A Trip, el proyecto tras el cual se esconde M.D. Trello, su único miembro. Un proyecto que se estuvo gestando durante mucho tiempo hasta que el madrileño finalmente decidió que viera la luz en 2006 con la publicación de un single titulado “Renaissance” en el que abrazaba la filosofía DIY (“Do It Yourself” o “Hazlo Tú Mismo” en español), una filosofía de la que no se ha desmarcado hasta el momento. El fundador de The Kiss That Took A Trip cita a Brian Eno para afirmar que él no es un músico y que, por tanto, nunca irá de gira. Su principal estímulo es estar delante de una hoja completamente en blanco sobre la que poder escribir la música que le dé la gana, sin restricciones, ya que según afirma “hay una satisfacción mayor en salir de la cueva cada cierto tiempo y exponerme públicamente con música nueva que en pasar un examen en directo día sí, día también”. 

“Punk Cathedral” no es un disco fácil. Autoeditado bajo su propio sello Cheap And Pretentious Records, el disco está formado por una colección de 14 temas que superan la hora y cuarto de duración… Desde luego, parece claro que Trello no tiene aspiraciones comerciales, y precisamente es eso lo que le permite liberarse y construir canciones espontáneas, etéreas, donde la premeditación se reduce a la mínima expresión, lo cual es digno de alabanza. De entrada, el título ya nos puede llevar a confusión. Este disco, de punk no tiene nada. Tiene mucho de ambient, de new age, de synth pop, de post-rock y también algo de emo. The Kiss That Took A Trip construye su música con ordenadores y sintetizadores pero rechaza que su música se catalogue de electrónica. Es obvio que no estamos ante un disco de música de baile, las canciones se mueven en terrenos más progresivos, con brillantes melodías y atmósferas, donde las guitarras también tienen su cabida. Como muestra, destacaría “Dry Swallowed Pill”, un tema con un claro regustillo a Jimmy Eat World. Tenemos cortes como “Kill the pole dancer” en los que destaca la mezcla de post-rock y krautrock, otros como “Grounded” que se mueven más en el rollo industrial, y otros como “Love + Algebra” que rozan la electrónica más rallante. En un álbum dominado por los largos desarrollos y los temas oscuros de más de cinco minutos, la breve y luminosa “Crapola” es la excepción que confirma la regla, con un sonido que me recuerda a sus paisanos, los ya extintos Jet Lag. Un soplo de aire fresco entre tanta atmósfera asfixiante, una atmósfera que rodea un álbum que se nota que está muy trabajado pero que no resulta fácil de asimilar. 

The Kiss That Took A Trip

Lo mejor: “Punk Cathedral” es un disco valiente. Un trabajo sin complejos, oscuro a la par que melódico, y capaz de tocar diversos palos, así como la fibra de seguidores de estilos musicales muy dispares. ¡Chapó!

Lo peor: La experimentación y el dejarse llevar está muy bien pero quizá se le ha ido un poco de las manos, 77 minutos de duración pueden hacer que la escucha se vuelva pesada.

The Kiss That Took A Trip “Punk Cathedral” (Cheap And Pretentious Records)

  1. Ambient Punk
  2. Kill The Pole Dancer
  3. Stabbing Pocelain
  4. Dry Swallowed Pill
  5. Crapola
  6. Guitar Pick Chew
  7. Glorious Racket
  8. Cook, Landis & Griffin
  9. Love + Algebra
  10. Grounded
  11. Faulty Logic Can Cost Lives
  12. Braggadocio
  13. Yardmother
  14. Queen of the Night Shift

The following two tabs change content below.
Fundador y director de Rock4Spain. Funcionario del rock & roll. Tras aparcar sus proyectos musicales propios y con la experiencia que le dan varios años de colaboración como redactor en cylcultural.org decide lanzarse a esta empresa.

Latest posts by David González (see all)

Deja un comentario