When Bad Does Good (9 de marzo, Sala Caracol, Madrid)

La noche del sábado 9 de marzo estaba reservada desde hace unos meses para los amantes de la obra y legado de Chris Cornell. Varios músicos de la escena alternativa madrileña se reunieron en la mítica sala Caracol para brindarnos una noche mágica e irrepetible en la que sonaron temas imprescindibles de Soundgarden, Temple Of The Dog, Audioslave y de la carrera en solitario del inigualable artista de Seattle.

Había mucha expectación por presenciar un evento que días antes había colgado el cartel de sold out. De hecho, el escaso número de entradas puestas a la venta en taquilla fue motivo de queja e indignación por parte de gente que se quedó sin ellas y provocó un tapón en la entrada al exigir explicaciones. Aunque esto retrasó un poco nuestra entrada al recinto, no fue suficiente para impedirnos estar en primera fila esperando para disfrutar de una serie de actuaciones que rayaron a gran nivel. La primera fue la de unos Red Bone que abrieron fuego con “Cochise” y “Show Me How To Live”, del mismo modo que lo hacía el magnífico álbum debut de Audioslave. Juancar, guitarrista de Ethan, se unió a ellos en “Outshined”, el primer tema que cayó de Soundgarden, y Juan Rodríguez, que mantuvo un alto nivel en la tarea vocal, agarró un trombón de varas para acompañar en la parte inicial del mítico “You Know My Name” con el que Cornell puso banda sonora a “Casino Royale” (007).

_MG_2720 M

El trasiego de músicos por el escenario fue constante a lo largo de las casi 3 horas de velada, y para enlazar con el primer cambio de banda pudimos disfrutar de la interpretación de dos bellos temas en acústico. David, voz y guitarra de Dieaway, nos puso el vello de punta con “Say Hello 2 Heaven”, primer tema en caer de Temple Of The Dog. Mientras que su tocayo, David Gómez, de Evohé, hizo lo propio con “Nearly Forgot My Broken Heart”. Cabe reseñar que aunque todas las actuaciones fueron sensacionales y que, en cuanto a los cantantes respecta, imitar a una de las mejores voces de la historia del rock es una ardua tarea que todos solventaron con muy alta nota, fueron las versiones de los recientemente mencionados, en acústico, las que estuvieron a un nivel más alto. O al menos, a mi modo de ver, fueron las que mejor transmitieron esa emoción que, por otra parte, siempre favorece el formato escogido para interpretarlas. Más tarde volverían a la carga…

_MG_2759

La energía y la electricidad volverían de la mano del combo formado por miembros de Hatmakers y Jelly Bullet. Su set de media hora de duración estuvo copado por temas de Audioslave, que contra todo pronóstico, fue el proyecto de Cornell más representado. Y yo lo celebro. La potencia de “Revelations” y la emotividad de “I Am The Highway” servían para prepararnos para la apoteosis que llegaría con la emblemática “Like A Stone” y la incendiaria “Gasoline”. Mención aparte merece la labor del guitarrista que clavó los solos de Tom Morello, que si bien no son los más difíciles de tocar, técnicamente hablando, sí que tienen un rollo especial que no es fácil de conseguir. ¡Chapó!. “Be Yourself” y “Man Or Animal” completaron este repertorio centrado en el supergrupo norteamericano.

Evohé volvieron a aparecer en escena para una nueva transición, en este caso con “When Bad Does Good” (tema inédito de Cornell, publicado después de su muerte y cuyo título sirvió para dar nombre al homenaje) y “Can’t Change Me”, perteneciente al aclamado “Euphoria Morning” que ahora cumple 20 años, y que David quiso dedicar a su hija allí presente.

_MG_2966

La Hunger Strike Band, o lo que es lo mismo, el combo formado por miembros de Ethan, Mirloblanco y los vocalistas de Red Mouse (Goyo) y Virgen (Jorge Vileilla), echó el resto con un repertorio en el que también estuvo muy bien representado el legado de Audioslave, sobre todo con la pasional “Shadow On The Sun”. Aquí sí que habría que reseñar, como aspecto negativo, el hecho de que se formara bastante batiburrillo en algunos momentos con las voces. Tres vocalistas y tanto delay en sus micros hacen que sea difícil conseguir que todo suene cohesionado, pero aún así disfrutamos de una actuación en la que todos los músicos que estuvieron sobre el escenario, que no fueron pocos, se dejaron la piel en temas como “Pushin’ Forward Back”el impresionante “Spoonman”, que por momentos pareció una batucada, o el emblemático “Hunger Strike” para el que contaron con la colaboración inestimable de los asistentes a los coros.

David, de Dieaway, volvió a aparecer en escena acompañado de su guitarra acústica para tocar “When I’m Down” mientras sus compañeros de banda se preparaban para la traca final, no sin antes ceder el micrófono a Héctor de Let’s Show, promotor de este evento tan especial, que quiso agradecer a los músicos y al público su asistencia, del mismo modo que todos los artistas participantes pidieron un aplauso para él durante sus actuaciones por haber tenido esta iniciativa tan emotiva. La noche se acercaba a su fin. Muchos seguro que habréis echado en falta más temas de Soundgarden, y es que estos se reservaron para el último tramo del show. Dieaway al completo tocaron cuatro canciones que no podían faltar en una noche como ésta. Bueno, tampoco debería haber faltado “Fell On Black Days”, la gran ausente del set-list, pero no caben todas cuando el legado es de este calibre… Los temas en cuestión, que me voy por las ramas, son “Rusty Cage” (muy demandada por algunos del público, demasiado diría yo), “Loud Love”, “Beyond The Wheel” y, como no, una “Black Hole Sun” muy celebrada que finalizó con todos los músicos participantes en el evento subidos al escenario en total comunión con un público que abarrotó la sala, tal y como merecía el evento.

¡Larga vida a Chris Cornell!

_MG_3057

No te pierdas la galería fotográfica completa de este evento tan especial

The following two tabs change content below.
Fundador y director de Rock4Spain. Funcionario del rock & roll. Tras aparcar sus proyectos musicales propios y con la experiencia que le dan varios años de colaboración como redactor en cylcultural.org decide lanzarse a esta empresa.

Deja un comentario