Whisky Caravan (18 de enero, Joy Eslava, Madrid)

Desde que el pasado verano Whisky Caravan anunciaran este concierto, muchos éramos los que esperábamos con ganas que llegara este sábado 18 de enero para ver al quinteto madrileño cerrar la gira de presentación de «La Guerra Contra El Resto»Lo hicieron en casa, frente a su público más incondicional, en un show épico que quedó grabado para ser publicado en DVD (esperamos que no dentro de mucho) y en el que quedó patente que ellos sí son profetas en su tierra.

En un mundo con justicia, Whisky Caravan tendrían que haber actuado en un pabellón tipo WiZink Center (como mínimo) llenando el recinto, pero no es el caso. De todas formas, tal y como está el mundo del rock hoy en día en nuestro país, hacer lo propio con la Joy Eslava tampoco es moco de pavo. Además, éste es un escenario que proporciona unas estampas preciosas por lo que seguro que ellos lo dan por bueno. Quizá, como dicen por ahí, La Riviera sea el siguiente paso. De momento, vamos a relatar brevemente este concierto tan especial para así revivir las emociones que con tanta eficacia supieron transmitir nuestros protagonistas a sus seguidores. 

A las 21:00, con la rigurosa puntualidad que habían anunciado en sus redes sociales, y con una sala abarrotada rozando el sold out, arrancaba la actuación con «Vidas De Un Solo Tren». Personalmente, creo que hubiera sido más idóneo arrancar con «La Guerra Contra El Resto» por todo lo que este tema supone, pero prefirieron reservarlo para el cuarto lugar, interpretando entre ambos «Días De Niebla» y «Las Últimas Piezas». Configuraron el set-list como un resumen de sus diez años de carrera, manteniendo un equilibrio entre los temas escogidos de sus tres discos de estudio, aunque con especial representación de «Lo Que Nunca Encontraré» y «La Guerrra Contra El Resto».

“Más De Ocho Vidas”, “Volver” y “Tu Pequeña Luz” abonaron el terreno para que la emocionante «Aviones» pusiera en vilo al personal, aderezada con las proyecciones de la pantalla posterior. Las dos horas exactas de actuación transcurrieron entre cambios constantes de guitarras por parte de Víctor Fraile y Alberto Martínez, y también de un Danny Caravan que alternó varias guitarras acústicas con los momentos en los que tan solo se dedicaba a empuñar con furia el micrófono. Marcos Martínez a la batería y Sergio Luna al bajo secundaron a la perfección unas canciones que se sostienen por sí mismas y que ganan enteros en directo, en especial las de sus dos primeros trabajos discográficos cuya producción no les hacía justicia. A lo largo de la década, la formación ha ido variando, y uno de los grandes momentos de la noche fue cuando invitaron al anterior bajista Jorge «Lucky» Sidera para interpretar la visceral «Solo Un Susurro» ya en el ecuador del show. Las emociones estuvieron a flor de piel en todo momento, y es que su propuesta vive de ello, aquí no hay relleno ni sentimientos vacíos. Es difícil destacar unos temas sobre otros, tan difícil como injusto, cada uno tendrá sus favoritos, pero no cabe duda de que hay temas como «Si Vas A Disparar» o «Aquí Y Ahora» que tienen una facilidad especial para tocar la fibra y, ni que decir tiene, «A Qué Tienes Miedo», su tema épico por excelencia que sirvió para despedirse por primera vez y que interpretaron a modo de medley junto a un «Quiero» que sirvió tanto de intro como de outro.

Tras retirarse brevemente, llegaba el momento de los bises. El bajo penetrante de «Escombros» abría la contienda que continuaba con los riffs cortantes de guitarra y los versos descarnados de Danny que aumentaron aún más la temperatura de una Joy Eslava que acabaría de estallar con «Naufragio». Todo el público (incluido servidor) enloqueció con este hit que alargaron en su parte final para que todos colaboráramos con los coros del cierre, lo cual hubiera supuesto un perfecto colofón para el show. Yo hubiera bajado el telón ahí, pero tras despedirse y agradecernos nuestra presencia en un concierto tan especial, quisieron obsequiarnos con una más. Ésta fue «Hacia Ningún Lugar», una canción que arranca con aromas country y que en directo decidieron finalizar por todo lo alto con un rollo entre bunburyano y urbano que indiscutiblemente conectó con el público, guiño a U2 incluido.

Poco más que decir, Whisky Caravan es un grupo especial. Miran hacia el pasado y hacia el futuro con personalidad, sin seguir modas ni tendencias, algo muy de agradecer y poco usual en estos tiempos. Ahora, tal y como confesaron al decir adiós, van a hibernar una temporada en la que estarán lejos de los escenarios preparando su nuevo disco. Nosotros esperaremos expectantes la continuación de «La Guerra Contra El Resto». Lo tienen complicado porque dejaron el listón muy alto, pero con la carrera ascendente que están siguiendo desde sus inicios todo es posible… En cualquier caso, antes de eso tendrán que publicar el DVD que registró este concierto y que nos ayudará a calmar el mono. ¡Salud y rock n’ roll!

 

The following two tabs change content below.
Fundador y director de Rock4Spain. Funcionario del rock & roll. Tras aparcar sus proyectos musicales propios y con la experiencia que le dan varios años de colaboración como redactor en cylcultural.org decide lanzarse a esta empresa.

Latest posts by David González (see all)

Deja un comentario