Aaron Lewis – Frayed At Both Ends (2022)

La carrera de Aaron Lewis como artista country, que acaba de superar la década, ha estado marcada por dos líneas maestras: himnos patrióticos belicosos, desacomplejados y alejados de lo políticamente correcto por un lado, y sobrios shows acústicos en solitario por otro. Su último álbum «Frayed At Both Ends» ofrece la máxima experiencia de Aaron Lewis al combinar estas dos facetas y apoyarse en ellas sin importarle lo que pueda opinar la crítica. Todos sabemos que la política y la religión (si es desde un punto de vista conservador) son campos minados, pero Lewis los aborda sin miedo ni complejos. Esto es lo que a sus fans les encanta de él y también lo que le aleja de ser un nº1 mundial, porque seamos claros, la calidad de sus canciones es indudable y este disco es una muestra irrefutable de ello.

Después de que en su último álbum, «State I’m In», nos sorprendiera con su enfoque hacia el country tradicional, en este recupera su versión de compositor puro y duro, situándose a medio camino entre lo mostrado en «Town Line» y aquel, centrándose en las guitarras acústicas y rodeándose de colaboradores de relumbrón como el ganador de 14 premios Grammy Dan Tyminski, que también es coautor de varias canciones, Laur Joamets, conocido por su trabajo con Sturgill Simpson en la slide guitar y la guitarra barítono, Jim «Moose» Brown en los teclados o el maestro del dobro Ben Kitterman por nombrar solo algunos. «Frayed At Both Ends» no tiene desperdicio y merece una atenta escucha de principio a fin, pero para no extendernos demasiado nos centraremos en los temas más relevantes, los que pueden condensar los puntos fuertes del disco, porque ya sabemos que hay temas de belleza country descomunal como «Again», «Waiting There For Me», «Sticks And Stones», «One In The Same» o «Someone», pero no es en ellos donde reside el punto diferencial que eleva a Aaron Lewis sobre sus coetáneos. El paradigma de esas canciones diferenciales sería «Am I The Only One», el single que presentó el pasado 4 de julio convirtiéndose en el número 1 en la lista de todos los géneros de iTunes y en la novena canción desde 1958 en debutar en el número 1 de la lista Hot Country Songs de Billboard. Todo un himno patriótico, bello y emotivo sobre la decadencia de Occidente, y en particular, de sus amados Estados Unidos, el cual, curiosamente, o quizá no tanto, se ha convertido en su mayor éxito. «They Call Me Doc», junto a Vince Gill, Dan Tyminiski y la organización en apoyo de los veteranos de las Fuerzas Armadas Norteamericanas CreatiVets, seguiría en esa línea, sirviendo en esta ocasión de homenaje a aquellos que han resultado heridos en combate y a quienes los cuidan. «Get What You Get» es aparentemente dulce pero áspera en el fondo, y demuestra su buen hacer lírico, pudiendo resumirse su mensaje en nuestro castizo «quien siembra vientos recoge tempestades». «Kill Me Like You Love Me» es una balada hermosa y desgarradora al mismo tiempo, con gran capacidad para encandilar al oyente, aunque quizá no tanto como «Pull Me Under», la única canción escrita totalmente en solitario por Lewis, y en la cual explota sus cualidades vocales mostrando una sorprendente vulnerabilidad. Es realmente una pieza musical asombrosa de instrumentación minimalista y emociones a flor de piel. En la misma senda nos tropezamos con «Life Behind Bars», una de mis favoritas, capaz de transmitir una fuerza inaudita para ser completamente acústica y en la que juega con maestría con los dobles sentidos y las metáforas. «Everybody Talks To God» es otro corte realmente intenso y conmovedor, en este caso sobre nuestra relación con Dios, la que todos tenemos, bien sea para alabarle y agradecerle, o para maldecirle y culparle de nuestros males. Y como temas más diferentes, musicalmente hablando, quizá podríamos destacar «Goodbye Town», el segundo del lote, con ese ritmo de guitarra que transmite buen rollo, esos silbidos y la harmónica de Mickey Raphael que le dan un aroma californiano, y el último, un «The Third Degree» que a modo de bonus track cierra el álbum con cadencia gospel, con esas palmas omnipresentes que nos recuerdan al clásico «God’s Gonna Cut You Down» adaptado en su día por Johnny Cash

«Frayed At Both Ends» es Aaron Lewis en estado puro. Un álbum sin medias tintas, de una integridad artística admirable y hecho con muy buen gusto. Un álbum que para carecer de sección rítmica resulta de lo más ameno y se convierte en una nueva joya que añadir a su corona como rey del country libertario. Disfrútenlo si pueden.

Lo mejor: Parafraseando la famosa canción de Vicente Fernández, Aaron Lewis sigue siendo el rey, en este caso del country. «Frayed At Both Ends» aglutina lo mejor de lo clásico y lo mejor de lo contemporáneo del género. Delicatessen.  

Lo peor: Resultará demasiado acústico para muchos.

Aaron Lewis «Frayed At Both Ends» (Big Machine / The Valory Music Co.)

1. Again
2. Goodbye Town
3. Everybody Talks To God
4. Am I The Only One
5. Kill Me Like You Love Me
6. Pull Me Under
7. Life Behind Bars
8. Waiting There For Me
9. They Call Me Doc
10. Get What You Get
11. Sticks And Stones
12. One In The Same
13. Someone

14. The Third Degree

 

The following two tabs change content below.
Fundador y director de Rock4Spain. Funcionario del rock & roll. Tras aparcar sus proyectos musicales propios y con la experiencia que le dan varios años de colaboración como redactor en cylcultural.org decide lanzarse a esta empresa.

Latest posts by David González (see all)

Deja un comentario