Hiagen – El Planeta Cúbico (2022)

Cuatro años después del lanzamiento de su anterior disco, «El Diálogo Interior», nos llega, precisamente, el cuarto disco de Hiagen. Bajo el título de «El Planeta Cúbico», el quinteto afincado en Madrid nos presenta doce canciones que recorren un ficticio viaje musical de vuelta a un lugar remoto en el que el personaje principal observa su transformación con el paso de los años, donde el lector infantil retornado, ahora adulto, obtiene reflejado en el planeta una nueva perspectiva de las transformaciones que ha sufrido su propia vida, descubriendo en el camino muchas historias irresolutas y heridas que no terminan de cicatrizar. Toda esta movida decidieron presentarla a su público a través de tres EPs que han ido sacando a lo largo de este año ((I) en mayo, (II) en julio y (III) en noviembre)) y que unidos conforman un todo. Un álbum de lo más interesante que abunda en el sonido que nos mostraron en sus trabajos precedentes logrando asentarse como una de las propuestas más originales del panorama nacional.

Hiagen se definen como una banda de rock alternativo con tintes progresivos, y su origen se remonta a finales de los años noventa en Asturias, aunque fue tras su refundación en Madrid en 2010 cuando comenzó una trayectoria estable en la publicación de trabajos musicales. Después de varios cambios de formación la banda está actualmente formada por Edgar Soberón (voces y guitarra), Rodrigo Téllez (bajo), Moisés Martín (guitarra), David Fernández “Darwin” (batería) e Iván Mella (teclados); este último, miembro de Izal, incorporado en 2020 con el objetivo de reforzar la vertiente electrónica del grupo, sin que ello signifique perder la esencia de la banda. La verdad es que desde la primera nota hasta la última se aprecia la madurez de la banda plasmada en un álbum orgánico, dinámico, y a la vez futurista, lleno de capas y matices por descubrir a cada escucha. La grabación de «El Planeta Cúbico» se llevó a cabo en el verano de 2021 a cargo de Carlos Santos en los Sadman Studios de Verín (Orense), contando con grabaciones adicionales de voces y saxo en los Estudios California de Madrid a cargo de Víctor Saiz. El álbum fue masterizado por Víctor García en los prestigiosos Estudios Ultramarinos – Costa Brava de Sant Feliu de Guíxols (Gerona) y se nos ha presentado en un cuidado digipack donde el trabajo de Igor Casayjardín con al artwork también es más que destacable.

«El Planeta Cúbico» toma su nombre prestado de un libro de Cristina Alemparte publicado en 1986 dentro de la conocida serie naranja de Barco de Vapor: «Lumbánico, El Planeta Cúbico». Como ya hemos dicho, el álbum está formado por una docena de temas, y estos nos conducen a través de una montaña rusa de emociones en paisajes extraídos de películas de ciencia ficción. La amplia paleta de sonidos que manejan Soberón y los suyos abarca desde sonoridades ambient y de space rock instrumental como el tema de apertura, «Vientos Del Este», muy Exxasens este, hasta canciones poderosas y angustiosas como «Bien Está Lo Que Bien Acaba» o «Malas Nuevas», puramente prog, en las que combinan la vertiente clásica del género con los elementos típicos de la nueva ola. Entremedias, tenemos cortes destacados como «La Nube Oscura» donde ecos de Havalina resuenan en esas guitarras luminosas y reverberizadas dentro de una atmósfera densa reforzada por los brillantes aportes electrónicos, o «Cuando Ruge La Marabunta» que destaca por su accesibilidad. Los dos puntos álgidos del álbum, o al menos las dos canciones que me hacen pegar un salto de la silla cuando las escucho son «Una Despedida A Tiempo» y «No Se Parece En Nada». Son dos cortes sublimes, poderosos y directos (dentro de lo que es el estilo), con un gancho suficiente para atrapar a público indie y también a los que buscamos cosas más exquisitas. Los solos de guitarra de ambas son puro metal progresivo y empastan muy bien con las guitarras acústicas y los sintetizadores empleados aquí. Aunque en unos parámetros totalmente diferentes, también quiero destacar «No Vuelva Usted Mañana» y el rollo jazzístico que le imprime el saxo de Guillem Ferrer y Rebeca Barragán. Delicatessen.

En resumidas cuentas, «El Planeta Cúbico» es un gran álbum con el que Hiagen se consolidan como una de las bandas más a tener en cuenta en la escena alternativa. Un trabajo ideal para dejarse llevar hacia paisajes sonoros desconocidos, sin prejuicios y con los oídos bien abiertos.

Hiagen (David Fernández, Rodrigo Téllez, Edgar Soberón, Moisés Martín & Iván Mella)

Lo mejor: Siguen recorriendo su propio camino para hacerse un hueco en este panorama musical tan yermo de propuestas diferentes, un camino donde el rock progresivo continúa siendo el hilo conductor, recubierto por las pinceladas de indie, post-rock y metal. Un trabajo fino y elaborado.

Lo peor: Sigo pensando que a la creatividad hay que ponerle unos ciertos límites y concretar más las ideas porque pasar de la hora en cada disco puede convertir un trabajo memorable en algo cargante.

Hiagen «El Planeta Cúbico» (Autoeditado)

  1. Vientos Del Este
  2. La Nube Oscura
  3. Cuando Ruge La Marabunta
  4. Una Despedida A Tiempo
  5. Piezas De Tente
  6. Bien Está Lo Que Bien Acaba
  7. Réquiem Por Una Ciudad
  8. Malas Nuevas
  9. No Se Parece En Nada
  10. El Árbol De Los Necios
  11. No Vuelva Usted Mañana
  12. El Planeta Cúbico

The following two tabs change content below.
Fundador y director de Rock4Spain. Funcionario del rock & roll. Tras aparcar sus proyectos musicales propios y con la experiencia que le dan varios años de colaboración como redactor en cylcultural.org decide lanzarse a esta empresa.

Latest posts by David González (see all)

Deja un comentario