Gyoza – Early Bird (2020)

Gyoza irrumpieron fuerte en la escena con su álbum debut homónimo publicado a finales de 2017 que mostraba un desparpajo impropio de una banda tan joven. Ahora, en plena cuarentena, llega a nuestras manos «Early Bird», el álbum que pasa por ser su confirmación. En él nos traen todos los elementos que nos deslumbraron de su primer trabajo pero con mayor dosis de distorsión en las guitarras y aún más experimentación en sus estructuras. Es, sencillamente, un álbum genial en el que podemos disfrutar de un grado de madurez envidiable para un grupo que todavía debería tener una larga y fructífera carrera por delante. Esta segunda referencia discográfica ha sido grabada y mezclada entre junio y julio de 2019 en Cal Pau Recordings (una antigua masía en Sant Pere de Molalta) y en los famosos Ultramarinos Costa Brava (Sant Feliu de Guixols) junto a Santi García y Borja Pérez, mientras que la masterización ha corrido por cuenta de Víctor García en Ultramarinos Mastering (Barcelona). De la edición física del mismo se han encargado distintos sellos en función de su formato: en CD Radix Records, en vinilo Bandicoot Records, Long Live Records, Navalla Discos, Gato Encerrado Records, The Braves Records y Nafra Records, y en casette Ciudad Oasis, porque sí, ¡lo han publicado hasta en casette! Está claro que estos chavales han apostado fuerte por el grupo, y al igual que experimentan con los sonidos y las estructuras musicales, lo hacen con los formatos en los que publican sus trabajos. Son ambiciosos y tienen razones para serlo puesto que lo que se traen entre manos vale, y mucho, la pena.

A pesar de su juventud, los componentes de Gyoza vienen de otras formaciones: Antonio Postius (batería y arreglista) de Mourn, y actualmente vinculado a Madee y a Red Bears, y Adrià Martínez (vocalista y guitarrista) de Coherence. El cuarteto lo completan el bajista Alex Fernández y el guitarrista Xavi Montferrer. Esto, unido a las tablas que les han dado los más de cien conciertos que han perpetrado en poco más de dos años, explica en buena medida el crecimiento de la banda que percibimos al escuchar «Early Bird». «Up Where They Belong» da el pistoletazo de salida con un inicio enigmático que me deja algo frío, la verdad, pero en cuanto entran la batería y el bajo todo comienza a cobrar sentido, ganando en intensidad hasta que estalla cerca del final en una pequeña apoteosis entre el stoner y el hardcore. «Veins» es el primer single que adelantaron del disco, algo lógico teniendo en cuenta que se trata de un tema que Adrià Martínez compuso después de sacar el primer álbum y se quedó guardado en un cajón hasta que Santi García ofreció a la banda producir este, su siguiente trabajo. Quizá por eso es una canción que recuerda más al primer disco; arranca directa al grano y es como una llamada de atención a los fans de los viejos Biffy Clyro: «¡Ey! ¡aquí estamos para satisfaceros!», y vaya sí lo hacen… A destacar el genial y afilado riff del final. «Nothing To Be Ashamed Of» es uno de los cortes más guitarreros y potentes del LP, donde despunta el gran trabajo tras el micrófono de Adrià, dejando claro que se desenvuelve con igual soltura tanto en las melodías pop de las estrofas como en el rollo screamo del estribillo, o viceversa, porque en estas caóticas estructuras a veces cuesta identificar qué parte sería el estribillo y cuál las estrofas. Gran tema que me recuerda, por momentos, al último álbum de los portugueses Her Name Was Fire. «Glitch», con su bajo penetrante aderezado por sintetizadores y sus oscuros ritmos electrónicos, marca el primer acercamiento claro a los sonidos en los que Deftones han sentado cátedra, es una clara influencia que aprecio escuchando este álbum y que no percibía en su debut. Una evolución respecto al rock alternativo y stoner característico de finales de los 90′ y los primeros 2000 que suponían la piedra angular de su sonido. Siguen estando ahí, de hecho «In My Room» es un tema molón que rápidamente nos trae a la cabeza a Queens Of The Stone Age, con esos punteos tan característicos de Josh Home y esos coros centrales, entre otros elementos, pero ya no se manifiestan de una forma tan evidente. «Unveiling Roy» es un interludio entre el indie y el western que sirve para preparar el terreno a un «Killing Goode» que arranca con un riff descomunal. Se trata de un tema claramente pensado para el headbanging y el desmadre en los directos, es uno de mis favoritos. Quizá descoloca la parte central en la que recuperan la melodía de «Unveiling Roy», pero cuando vuelven las guitarras desatadas adquiere todo su rollo… «Requiem For A Lie» es como un perfecto híbrido entre Deftones y Radiohead, con su jazzístico ritmo inicial (gran trabajo de Postius a la batería) que nos acompañará a lo largo de todo el corte, uno de los más pausados de «Early Bird». La segunda mitad es realmente épica, aunque parece que pide que se hubieran recreado más en ella. «Sold» aúna potencia y melodía en otro tema que recuerda a la banda de Chino Moreno, así como a la de Home en su vertiente tenebrosa e inspirada, y el cierre lo echan con «Burden», una canción que empieza suave pero que a los pocos segundos cambia por completo, alternando pasajes ligeros y distorsionados; es la más larga del álbum y quizá la que menos me ha llamado la atención, sin ser mala, en absoluto, pero le falta la chispa de la que han andado sobrados durante la (casi) media hora que le precede. 

«Early Bird» es un disco en el que Gyoza exploran, sin miedo, sus límites. Es menos directo y más serpenteante que su predecesor, pero bastante más ambicioso. No perdáis la ocasión de escucharlo porque estamos ante uno de los mejores discos españoles del año, sin duda alguna.

Gyoza (Xavi Montferrer, Adrià Martínez, Álex Fernández & Antonio Postius)

Lo mejor: Con «Early Bird», Gyoza demuestran que no es que sean el futuro, sino que ya son el presente del rock alternativo nacional. Un trabajo de altos vuelos en el que el cuarteto barcelonés vuelve a atreverse con todo en una versión corregida y aumentada de su notable álbum debut.

Lo peor: La incertidumbre sobre cuándo vamos a poder disfrutar de sus presentaciones en directo así como la sospecha de que no recibirá la repercusión que merece.

Gyoza «Early Bird» (Radix Records)

1. Up Where They Belong
2. Veins
3. Nothing To Be Ashamed Of
4. Glitch
5. In My Room
6. Unveiling Roy
7. Killing Goode
8. Requiem For A Lie
9. Sold
10. Burden

The following two tabs change content below.
Fundador y director de Rock4Spain. Funcionario del rock & roll. Tras aparcar sus proyectos musicales propios y con la experiencia que le dan varios años de colaboración como redactor en cylcultural.org decide lanzarse a esta empresa.

Deja un comentario